Chica que cría a sus 5 hermanitos tras sus padres morir de cáncer fue premiada por su buena obra

Una joven de 20 años cría a sus cinco hermanos y cuando todo parece ser muy difícil un grupo de personas le brindan una gran sorpresa.

Samantha Rodriguez, del Condado de Orange, quedó a cargo de sus cinco hermanos entre los cinco y 16 años cuando sus padres murieron.

"Hacer todo por mi cuenta es muy difícil", confesó Rodriguez.

Samantha Rodriguez recibiendo el auto que le obsequió la comunidad de Florida| Foto: Facebook/ Orange County Sheriff's Office, Florida

Samantha Rodriguez recibiendo el auto que le obsequió la comunidad de Florida| Foto: Facebook/ Orange County Sheriff's Office, Florida

Sin embargo, siempre hay ángeles dispuestos a ayudar cuando las causas son nobles. Así fue como la comunidad decidió unirse para facilitar un poco la labor de Samantha.

La oficina del Sheriff del Condado de Orange le entregó a ella y sus hermanos un nuevo auto. Después de que en una campaña para recoger fondos juntaran el dinero necesario para dotar a la familia de un medio de transporte.

Samantha Rodriguez recibiendo el auto que le obsequió la comunidad de Florida| Foto: Facebook/ Orange County Sheriff's Office, Florida

Samantha Rodriguez recibiendo el auto que le obsequió la comunidad de Florida| Foto: Facebook/ Orange County Sheriff's Office, Florida

"No sabes cuánto significa esto para nosotros", dijo Rodríguez cuando le presentaron las llaves. "Es una gran ayuda".

Las personas que ayudaron con sus donaciones se enteraron de la situación de Samantha cuando el alguacil le entregó a ella y sus hermanos una sorpresa de navidad.

Ese día recibieron regalos y un paseo en helicóptero. Pero lo mejor vino después de publicar el evento en Facebook. La gente conoció la historia de esta chica y decidieron hacer algo más por ellos.

"Hacer todo por mi cuenta es muy difícil."

n agradecimiento a quienes le tendieron su mano, ella dijo: "Estoy muy contenta de tener gente como ustedes en mi vida".

Perder a los padres es un evento traumático para cualquier persona, sobre todo si aún son niños o jóvenes. No obstante, hay corazones bondadosos que deciden otorgar una nueva oportunidad de vida a quienes sufren esta tragedia.

Esa fue la historia de la pareja de Kansas, Eric y Phyllis Watson, quienes siempre soñaron con tener hijos, pero cuando supieron que no podrían tener un bebé, decidieron convertirse en padres adoptivos.

Pasaron por la capacitación, y un miércoles de noviembre de 2015, se aprobó su licencia para comenzar a cuidar niños temporalmente.

Lo que no sabían era que sus vidas cambiarían al día siguiente. Ese jueves, cuatro hermanos ingresaron al sistema de cuidado sustituto.