Revelan por primera vez en 300 años la Escalera Santa que ascendió Jesucristo

Tras trabajos de restauración que tomaron más de un año, la famosa escalera de 28 escalones fue develada el jueves de esta semana. Ahora, es accesible sin protección por primera vez en 300 años.

Luego de un año de trabajos de restauración, los 28 escalones que conforman la "Scala Sancta", o Escalera Santa, en el Altar Pontificio de Roma, fueron develados este jueves 11 de abril, justo a tiempo para que miles de personas que visitan el Vaticano esta Pascua puedan peregrinar allí.

Los escalones se cree que son parte del palacio de Poncio Pilato en Jerusalén, y serían los mismos escalones que Cristo ascendió antes de ser juzgado por el gobernador romano y sentenciado a la cruz.

Se cree que la madre del Emperador Constantino, Santa Helena, se llevó los escalones de Jerusalén a Roma en el siglo IV d.C., una vez que el cristianismo se convirtió en la religión oficial del imperio romano. Ahora están en un edificio que contiene parte del antiguo Palacio de Letrán, frente a la Basícila de San Juan de Letrán, en Roma.

Desde la edad media, peregrinos visitan Roma para rezar en iglesias y venerar sus reliquias. Millones de creyentes han realizado el tradicional ascenso de rodillas, rezando y meditando la pasión de Cristo. Los escalones no habían sido vistos sin su protección de madera en casi 300 años. "Los frescos recién restaurados permiten a los fieles conectarse con la historia sagrada", dijo el padre Franceso Guerra.

Los siguientes dos meses, hasta Pentecostés (el 9 de junio), peregrinos podrán ascender la escalinata de mármol de rodillas. Llevaban desde 1723 cubiertas en listones de madera, para su protección. Antes de la ceremonia del jueves, restauradores del Vaticano contaron lo conmovedor que fue develar los escalones originales, que contienen tres pequeñas cruces de bronce y manchas que se cree son sangre de Cristo.

Los restauradores también hallaron largos surcos a lo largo de cada escalón, que dedujeron son causados por los dedos de los zapatos de los peregrinos al arrodillarse y subir al siguiente escalón, a través de los siglos.

Peregrinos en la Escalera Santa antes de su restauración. Fuente: Getty Images/Global Images Ukraine

Peregrinos en la Escalera Santa antes de su restauración. Fuente: Getty Images/Global Images Ukraine

Además de capas de polvo y mugre, se descubrieron pilas de notas, fotos, monedas y ofrendas en la escalera, que no había sido limpíada desde los años 50. Los peregrinos las introducían bajo la protección de madera a medida que subían de rodillas. La restauración del santuario entero comenzó hace seis años, y terminará a mediados del 2020. 

Tras el cardenal italiano Angelo de Donatis bendecir los escalones, una multitud de creyentes comenzaron a ascenderlos, besando el primer escalón. Otros recibieron envoltorios plásticos para proteger el mármol de sus zapatos y subir la escalera de rodillas.

La "Scala Sancta". Fuente: Getty Images/Global Images Ukraine

La "Scala Sancta". Fuente: Getty Images/Global Images Ukraine

También recientemente, se descubrió una representación antigua de Jesús en una iglesia bizantina del siglo 6 en el desierto de Negev, en Israel. Ésta retrata a Cristo de manera diferente a las concepciones occidentales, con el cabello rizado y una cara larga.

La historiadora de arte Emma Maayan-Fanar identificó el retrato del Mesías cristiano a partir de algunos contornos débiles con la ayuda de una combinación de condiciones que fue casi milagrosa.