Pablo Escobar: Los excéntricos lujos que solo un hombre como él podía pagar

En la década de los 80, Pablo Escobar fue el narcotraficante más influyente en el mundo y aún sigue siendo referencia. Obtuvo tanto dinero que estuvo rodeado de lujos.

El próximo 22 de agosto se estrenará "Narcos" por Univision y mostrará la historia de este narcotraficante. Aunque no es la primera producción que se trasmite sobre su vida.

Su nombre completo es Pablo Emilio Escobar Gaviria y fue uno de los hombres más ricos del mundo. A la fecha de su muerte, decían que su fortuna era de 25,000 millones de dólares.

Lujos y excentricidades fueron parte de la vida del capo y de toda su familia. En el libro "Pablo Escobar, mi padre", Juan Pablo ha relatado algunas historias de su papá.

En las fiestas familiares rifaba pinturas y esculturas de famosos artistas, las piñatas estaban rellenas de pacas de dinero. Cualquier antojo lo solucionaban viajando en aviones o helicópteros privados en viajes repentinos para ir a comer a determinado restaurante en otra ciudad.

Vale destacar que la hacienda "Nápoles" tenía 2 pistas de aterrizaje para helicópteros, 10 casas, 3 zoológicos con animales exóticos, 1,700 empleados, 27 lagos artificiales, estatuas de dinosaurios de tamaño real, la pista de motocrós más grande de Latinoamérica y una estación de gasolina.

La esposa de Escobar, Victoria Eugenia Henao Vallejo 'Tata' mandaba a diseñar el uniforme de sus empleadas domésticas, además las tenía en cursos de maquillaje y peluquería para que la arreglaran diariamente.

Escobar era el propietario del edificio 'Mónaco' que estaba en Medellín, donde tenía un penthouse de 1,700 metros cuadrados, el cual estaba decorado por flores que eran de Bogotá y las llevaban diariamente en su avión privado.

Para la celebración de Año Nuevo gastaba miles de dólares comprando contenedores de pólvora, cada uno valía 50 mil dólares.

En vista de que a 'Tata' le encantaba organizar fiestas temáticas, mandaba sastres y modistas a la casa de sus invitados para que les confeccionara sus disfraces.

En el cumpleaños número 9 de Juan Pablo cumplió, le regaló un cofre con cartas de amor originales que Manuelita Sáenz le escribió a su pareja Simón Bolívar, además de algunas medallas del libertador.

Sin duda que Escobar era muy excéntrico y aplicaba también para su higiene personal. Sus duchas podían durar hasta tres horas, se cepillaba los dientes durante 45 minutos y lo hacía con un cepillo para niños. Él mismo se cortaba el cabello, aunque a veces dejaba que su esposa lo hiciera.

Otro detalle costoso eran los manteles de sus casas, bordados a mano en Venecia. Eran tan exclusivos y complejos que los pedidos tardaban hasta cuatro años.

Tenía tantos ingresos, que tenía que esconder el dinero en las paredes de sus propiedades y almacenes. Aunque tenía una pérdida del 10% porque las ratas se comían los billetes o la humedad los destruía. Cada mes, gastaba $2.500 dólares en ligas de goma para ordenar las pacas de efectivo.

En una oportunidad, su hija Manuela tuvo hipotermia y Escobar decidió encender una fogata con billetes, equivalentes a dos millones de dólares para que su pequeña entrara en calor.

Su libertad terminó en 1991 cuando fue encarcelado en 'La Catedral', prisión que él mismo diseñó, pero no así sus lujos. El lugar contaba con una cancha de fútbol soccer, un hoyo para hacer barbacoa y varios patios.

Artículos relacionados
Jan 17, 2019
Viuda de Pablo Escobar reveló que él la violó a los 14 años y la obligó a abortar
TV Apr 19, 2019
Eugenio Derbez confirma que apoyará a Pablo Lyle, pero dice que no pagará todo
Historias virales Apr 10, 2019
Hombre de familia: La vida de Pablo Lyle antes de enfrentar la prisión
Relaciones Mar 21, 2019
La historia de Pablo, el sacerdote que a los 40 años dejó todo para casarse con otro hombre