Valencia: Niño de 11 años sobrevive al aventarse por una ventana tras sufrir acoso escolar

El menor cayó sobre un coche y sufrió lesiones graves en ambos brazos, además recibió numerosos puntos de sutura en la espalda y cabeza.

El niño de 11 años está vivo de milagro, luego de que decidiera lanzarse al vacío desde un cuarto piso en Mislata, Valencia. El chico sobrevivió debido a que cayó sobre un vehículo que amortiguó el impacto.

“Mi hijo se ha intentado suicidar por el acoso que ha sufrido en el colegio, y está vivo de auténtico milagro”, dijo su madre a Diario Información.

Chico siendo acosado en la escuela.|Fuente: Shutterstock

Chico siendo acosado en la escuela.|Fuente: Shutterstock

El chico cursa sexto de primaria en uno de los centros públicos del municipio, en donde ha sido víctima del acoso reiterado de un pequeño grupo de compañeros de clase y de la nula actuación del centro para tratar de solventar el problema.

La madre reveló que a finales del mes de febrero su hijo le relató el calvario que estaba viviendo.

“Una noche me lo contó. No podía más. Él no suele pedirnos que intercedamos en las cosas que le pasan con sus compañeros, pero ya no aguantaba”, explicó la mujer.

Grupo de estudiantes intimidando a un joven.|Fuente: Shutterstock

Grupo de estudiantes intimidando a un joven.|Fuente: Shutterstock

Dijo, además, que el menor fue víctima de insultos y vejaciones, e inclusive fue expulsado del grupo de Whatsapp de los alumnos de la clase.

A raíz de todo esto, el chico no quería asistir a la escuela y fingía estar enfermo para faltar.

Fue entonces cuando la madre del menor acudió al centro para entrevistarse con el director. “Le conté lo sucedido y le pedí que se tomaran medidas”, dijo.

Chico siendo golpeado por compañeros de clase.|Fuente: Shutterstock

Chico siendo golpeado por compañeros de clase.|Fuente: Shutterstock

Pero la respuesta que recibió no la convenció. “Me aseguró que se activaría un protocolo, pero después de las vacaciones”.

Sin embargo, el niño seguía diciéndoles a sus padres que el acoso se mantenía.

Durante un segundo encuentro con el director de la escuela, los progenitores insistieron sobre la situación de acoso que sufría su hijo y reclamaron medidas de protección.

Pero el director se centró en el rendimiento académico del chico, el cual había bajado notablemente.

Estudiante llorando en pasillo de la escuela.|Fuente: Shutterstock

Estudiante llorando en pasillo de la escuela.|Fuente: Shutterstock

Los padres no entendieron cómo el docente hablaba de las calificaciones y no del acoso que ya daba por solucionado. De hecho, la medida que tomó el centro fue sentar al menor junto a los supuestos acosadores.

Finalmente, el domingo por la noche el niño se lanzó desde la ventana de un cuarto piso y cayó sobre un vehículo.

Como consecuencia del impacto, sufrió fracturas en su húmero derecho, muñeca izquierda, húmero proximal izquierdo, paleta humeral derecha, radio distal izquierdo y estallido codo derecho, además de neumotórax y más de medio centenar de puntos de sutura en espalda y cabeza.

Niño siendo agredido en la escuela.|Fuente: Shutterstock

Niño siendo agredido en la escuela.|Fuente: Shutterstock

Desde la Consejería de Educación aseguran que el centro realizó los procedimientos correspondientes y señalan que en una reunión de seguimiento el padre del menor aseguró que los compañeros ya no se metían con su hijo.

Además, explican que el intento de suicidio del menor no se produjo en el centro educativo y que cuando se conoció el incidente, se activó la Unidad de Atención e Intervención.

El caso de este niño no es el único. Recientemente, otra chica denunció que dejó de estudiar tras ser víctima de acoso desde los ocho años, además aseguró que el centro educativo no hizo mucho por ayudarla.

Estudiante sufriendo de acoso.| Fuente: Shutterstock

Estudiante sufriendo de acoso.| Fuente: Shutterstock

Natalia de Agustín comenzó a sufrir acoso en el colegio por ser brillante. Aislamiento, insultos y palizas en plena calle fueron algunas de las cosas con las que tuvo que lidiar.

La salud física y mental de Natalia se vio seriamente afectada, por lo que tuvo que ser ingresada en un hospital por 54 días.

Luego de esto, sus padres decidieron cambiarla de colegio. “El segundo año me enteré de que la principal acosadora iba a venir a este instituto y se empezó a torcer todo” contó la chica.

Chica siendo intimidada.|Fuente: Shutterstock

Chica siendo intimidada.|Fuente: Shutterstock

Volvió a ser acosada y finalmente dejar de estudiar. “Levantarte por las mañanas y decir qué he hecho yo para estar aquí, por qué no puedo estar con gente de mi edad, sin haber hecho nada, es muy injusto”, dijo.

La joven explicó que sus compañeros y profesores no la ayudaron: “La gente no se quiere implicar, y si ven a alguien sufriendo no quieren pasarlo igual que esa persona”.

Niña tapándose la cara.| Fuente: Shutterstock

Niña tapándose la cara.| Fuente: Shutterstock

Este tipo de denuncias se repite en numerosas víctimas de acoso, quienes se quejan de la indiferencia de los colegios y la mala praxis de los protocolos existentes en estas situaciones.

Otro lamentable caso, fue el de una alumna de doce años del colegio Nuestra Señora de la Caridad de Sanlúcar, quien dejó de asistir a clases durante 2 meses debido al cruel hostigamiento que sufría en la escuela.