Adal Ramones revela detalles de su divorcio de Gabriela Valencia

El recuerdo de su matrimonio se mantiene vivo y ahora el presentador y productor de TV contó sobre la tristeza que le trajo su divorcio.

En una entrevista en ‘La Saga Live’, Adal Ramones habló sobre su separación con Gabriela Valencia y lo difícil que fue ese episodio en su vida.

Y a pesar de que se supone que es un capítulo del pasado, el conductor reveló que derramó lágrimas al tener que enfrentarse a dicha realidad, sobre todo porque se separó de su familia.

EL TIEMPO LO CURA TODO

Sin embargo, aunque Ramones sufrió mucho en el proceso, reveló que el tiempo lo ayudó a superar esa etapa.

Con los años volvió a encontrar el amor y sus sentimientos retomaron el equilibrio. Incluso, manifestó que tiene muy buena relación con sus hijos Paola y Diego, a quienes siempre trata de mantener muy cerca de él.

Adal abrió su corazón para narrar con mucha sinceridad lo que pasó en ese momento de su vida.

“Tengo que aceptar que yo amé mucho a Gaby y al final de cuentas llegó un momento en el que digo, por más formula que le hayo para conectarnos no le encuentro. Yo viajaba mucho también, y al viajar y con malas compañías, de repente te distraías en cosas que no debías hacer.”

En su conversación con Adela Micha para su programa en YouTube, dijo que tuvo que tomar la decisión de irse de su casa.

El productor se mudó a un departamento que arregló para sentirse en paz consigo mismo y para creer que todo sería fácil si estaba bien en su propio espacio.

EL GOLPE DE LA AUSENCIA

Adal descubrió estando solo, que la ausencia de su familia fue el golpe más duro de todo el proceso. No estar con los suyos era algo que no dejaba de darle vueltas en la cabeza para atormentarlo.

“Yo veía que no era tan difícil no amanecer con mis hijos, era lo más fuerte, el despertarme y saber que no abría la puerta y estaban ahí. Porque yo era saltar a la cama, o me subía a la cuna de Diego y me dormía en la cuna con él, eso me pegó… No tener eso fue muy difícil”, aseguró.

LAS DESGARRADORAS FOTOS

Uno de los momentos más desgarradores de estar lejos de sus hijos, fue cuando se fueron de viaje al poco tiempo de su divorcio con Gaby.

Aunque pidió a su ex que le mandara fotos de sus hijos, las gráficas nunca llegaron y eso lo hizo llorar conmovido por no saber qué hacían sus chicos, mientras estaban lejos de él.

“Recién me separo y me voy a vivir solo, se van de viaje y yo: ‘me mandan fotos, por favor’. Le decía a su mamá: ‘Gaby, ¿me mandas fotos?’; un día sin fotos, dos días sin fotos, y era como cortarte las venas.”

“Lloré mucho, y hubo momentos en que dije: ‘pues regreso, aunque sea por mis hijos, regreso por ellos’. Yo lo analizaba y decía: ‘no va a funcionar’…”

LA RELACIÓN CON SU EX

Por fortuna, Adal se fue fortaleciendo cuando comenzó a formar una buena relación con su ex, quien incluso, en la actualidad se lleva bien con su esposa Karla de la Mora, con quien se casó en 2017.

A Karla la conoció en un aeropuerto, tres meses después de separarse de Gabriela en una visita a Puerto Vallarta. En un principio, la nueva pareja del conductor lo confundió con Eugenio Derbez.

Fue en la espera de un vuelo retrasado donde la vida de ambos se cruzó y después de una charla surgió química entre los dos.

Cabe recordar que el conductor se volvió famoso en el programa de la televisora de San Ángel “Otro Rollo”.

En otro orden de ideas, el pasado mes de abril, Adal Ramones y su esposa Karla de la Mora dieron la bienvenida a su bebé.

La pareja anunció a la opinión pública que estaban embarazados en octubre de 2018. Días más tarde, formalizaron su hogar con el vínculo del matrimonio. Conoce más detalles aquí.

Artículos relacionados
TV Apr 18, 2019
Adal Ramones y Karla de la Mora dan la bienvenida a su bebé
TV Apr 17, 2019
La hija de Adal Ramones cumplió 18 años y lo celebró por todo lo alto
Entretenimiento Feb 21, 2019
"Me sentí burlada": Geraldine Bazán no calla más y revela detalles de infidelidad de Gabriel Soto
Relaciones Mar 28, 2019
Gabriel Soto revela las razones de su divorcio de Geraldine Bazán: "Ya el daño ya está hecho"