Ivanka Trump, Melania Trump y Kate Middleton en un duelo de estilo en Buckingham

La visita de estado del presidente de los Estados Unidos al Reino Unido ha sido uno de los eventos más discutidos en los últimos días.

Una visita de estado es un viaje formal al Reino Unido por parte de un jefe de estado y normalmente es por invitación de la reina, que actúa por consejo del gobierno.

Pero no solo tratan de asuntos ceremoniales, también son utilizados por el gobierno para promover lo que ven como los intereses nacionales de Gran Bretaña.

A la visita al hogar de la Reina Elizabeth II del 3 al 5 de junio no solo asistieron Donald Trump y su mujer. En el avión también viajaron los hijos del presidente y sus parejas, menos Barron, el único hijo de Donald y Melania.

El 3 de junio, se celebró un banquete de bienvenida en el Palacio de Buckingham, evento al que asistieron decenas de personalidades importantes, miembros de la realeza y, por supuesto, Trump y los suyos.

El presidente Donald Trump y Melania Trump en Portsmouth para la conmemoración del séptimo D-Day. | Foto: Getty Images

El presidente Donald Trump y Melania Trump en Portsmouth para la conmemoración del séptimo D-Day. | Foto: Getty Images

Los presentes, todos vestidos exquisitamente, disfrutaron de una agradable cena y un brindis, pero se podría decir que las invitadas que más llamaron la atención fueron Melania e Ivanka Trump y Kate Middleton, Duquesa de Cambridge y esposa del príncipe William.

Melania, la esposa del presidente, seleccionó un vestido de alta costura Dior sin mangas de color marfil con un escote en forma de llama, cubierto de transparencias.

Para complementar su atuendo, la primera dama de EE.UU. lució un par de guantes y zapatos Manolo Blahnik, ambos en gamuza color marfil. Se recogió el cabello en un peinado clásico, adornando sus orejas con brillantes pero diminutos diamantes.

Por su parte, la duquesa de Cambridge llevó un largo vestido blanco con efecto de volantes en toda la tela, de la línea de Sarah Burton de Alexander McQueen.

Kate Middleton asiste al banquete estatal para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 3 de junio de 2019 | Imagen: Getty Images

Kate Middleton asiste al banquete estatal para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 3 de junio de 2019 | Imagen: Getty Images

Kate Middleton también lució la tiara Lover’s Knot, que incluso la princesa Diana llegó a usar cuando estaba viva. La reina le prestó unos pendientes colgantes de zafiro y diamantes Fringe que combinaban a la perfección con la clásica tiara.

Ivanka Trump asiste al banquete estatal para su padre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 3 de junio de 2019 | Imagen: Getty Images

Ivanka Trump asiste al banquete estatal para su padre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 3 de junio de 2019 | Imagen: Getty Images

Ivanka, la hija del presidente de su primer matrimonio con Ivana, llevó un vestido azul claro de Carolina Herrera cuyo precio ronda los $ 11.000. El atuendo fue diseñado en tafetán de seda con bordado floral.

La abertura en el centro de la falda permitió vislumbrar sus zapatos de aguja muy bien combinados con el vestido y con un tipo de pedrería sobre los dedos y el dorso del pie.

La pregunta es, ¿quién vistió mejor o de manera más adecuada para el evento de la realeza?

Cada una de ellas optó por defender su propio estilo con sus atuendos, joyas y maquillajes espectaculares, dejando a más de uno sin aliento.

Tiffany, la otra hija de Trump, también causó impresión pero por razones completamente diferentes: su peso. En la gala, la joven apareció luciendo totalmente irreconocible. Mira las fotos, aquí.

Artículos relacionados
Moda Apr 24, 2019
Melania Trump impacta con un abrigo de diseñador lila al regresar a la Casa Blanca con estilo
Feb 09, 2019
Niños del "equipo Trump" con Ivanka en vestido militar lucen alentadores en fotos antes de discurso
Getty images
Realeza May 26, 2019
Kate Middleton deslumbra en un vestido rosa pálido y un tocado floral a juego
Videos virales Mar 18, 2019
Melania luce gabardina y botas hasta la rodilla de 1.625 dólares junto a Trump y su hijo Barron