Estudio: mujeres que roncan corren mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos

Roncar es un hábito asociado con el sexo masculino, sin embargo un reciente estudio científico muestra que son más las mujeres que roncan.

Una de cada diez mujeres sufren de apnea obstructiva, la correcta terminología del ruido que hacen algunos al respirar mientras duermen, esto las pone en riesgo de sufrir todo tipo de problemas cardiacos, incluso infartos.

Que el 10% de las mujeres tengan este problema es un número estadísticamente alto, esto según estudio realizado por Royal National Throat, Nose and Hear Hospital, el cual arroja otros resultados bastante llamativos.

Mujer durmiendo │Imagen tomada de: Pixabay

Mujer durmiendo │Imagen tomada de: Pixabay

LA CIENCIA LO COMPRUEBA

Las mujeres entre 24 y 35 años son las más propensas a sufrir de esta afección, el cual se manifiesta debido a que los músculos de la garganta se relajan y tapan las vías respiratorias. Hay que estar atentos a los síntomas ya que quienes lo hacen, mientras duermen no saben si roncan o no.

Los síntomas de sufrir de apnea obstructiva son somnolencia excesiva durante el día, despertar repentinamente por jadeos o asfixia, despertar con la boca seca, dolor de cabeza matutino, dificultad para concentrarte durante el día, cambios de humor, alta presión arterial, sudoración nocturna, disminución de la libido entre otros problemas.

Mujer embarazada durmiendo │Imagen tomada de: Pixabay

Mujer embarazada durmiendo │Imagen tomada de: Pixabay

PELIGROSA AFECCIÓN

Este problema es más que simplemente no ser un buen compañero de sueño,  es una situación de alto riesgo por que es causante de graves problemas de salud.

Persona sufriendo dolor en el pecho │Imagen tomada de: Pixabay

Persona sufriendo dolor en el pecho │Imagen tomada de: Pixabay

Este problema causa descensos repentinos en los niveles de oxígeno, lo que eleva la presión arterial y genera tensión en el sistema circulatorio dejando a estas personas en peligro de tener un incidente cardiaco.

El cuerpo tiende a enviar señales que anuncian problemas de salud en puerta, así que debes estar atento a lo que tu cuerpo te dice, sobre todo si tienes más de 50 años.