Bebé que nació con un solo pulmón y riñón celebra su tercer cumpleaños

Un escáner prenatal mostró que el bebé solo tenía un riñón y el corazón estaba en el lado derecho, caso que nunca antes habían visto. Los médicos sugirieron la interrupción del embarazo, pero los padres se negaron.

Los milagros en la medicina no dejan de sorprendernos día a día. Esta vez, un niño de Londres deja a todos los especialistas de su caso con la quijada hasta el piso después de sobrevivir a pesar de que le faltara un pulmón y un riñón. Además, su corazón estaba del lado equivocado

Frankie Shopland, quien actualmente tiene 3 años, nació en mayo de 2019 contra todo pronóstico, después de que los médicos del St Thomas Hospital les informaran a sus padres, Amie Grant y Kerry Shopland, de 26 años para ese tiempo, que el feto era una imposibilidad médica.

En otoño de 2015, Amy se enteró de que estaba embarazada, noticia que la tenía muy feliz junto a su pareja, pero llegada la semana 20, la realidad golpeó a los futuros padres cuando una ecografía del bebé salió “a la mitad”.

Una doctora les detalló que el escáner mostró que el bebé solo tenía un riñón y el corazón estaba en el lado derecho, caso que nunca antes habían visto. Naturalmente, les sugirió a los progenitores la interrupción del embarazo, pero estos se negaron enérgicamente.

En ese sentido, el embarazo necesitaba exploración dos veces por semana, lo que les ayudó a corroborar a los médicos que el feto venía con un solo pulmón.

A la semana 26, los especialistas le diagnosticaron preeclampsia a Amie, una condición que le causa presión arterial alta a la madre y que obligó a esta mujer a guardar reposo absoluto durante semanas, hasta que un mes después, una irregularidad cardiaca en el bebé llevó a los doctores a practicar una cesárea de emergencia.

Prematuro por 10 semanas y con el cordón umbilical enrollado en su cuello, Frankie, llamado así por el futbolista del Chelsea, Frank Lampard, ingresó a la unidad de cuidados intensivos neonatales.

A los 9 días de nacido, el bebé sorprendió a los doctores cuando podía respirar sin ayuda de las máquinas y a los tres meses fue dado de alta. Sus padres estaban muy contentos. Pero en noviembre de 2016, cuando el bebé tenía 1 año y medio de edad, regresó al hospital después de haberse puesto gris mientras estaba en casa con su madre.

Los médicos descubrieron que tenía bronquiolitis, una infección viral de las vías respiratorias, y neumonía. Trabajaron para estabilizarlo y usaron una cámara con la que descubrieron que tenía vías aéreas estrechas que habían crecido hasta el área donde debería estar su otro pulmón.

El niño ha tenido desde entonces dos operaciones importantes que cuestan más de 5 millones de dólares. Una para insertar un pulmón de plástico en su lado izquierdo para que actúe como andamio para mantener sus órganos en el lugar correcto, y otra a las dos semanas para ampliar sus vías respiratorias.

Tantos días ha tenido que pasar el pequeño en el Hospital de Niños Evelina London, que sus padres tuvieron que mudarse permanentemente a una casa Ronald McDonald cerca del centro asistencial.

Después de la cirugía, el niño tuvo que permanecer en el hospital durante un año para recuperar su fuerza. Pero en septiembre de 2018 enfermó de nuevo y regresó al hospital, hasta que fue dado de alta la semana pasada.

Los médicos desconocen el pronóstico de Frankie, ya que no han podido dar con un caso similar. Mientras tanto, hace dos años, sus padres le dieron una hermanita menor, con la que el niño disfruta ir al parque y estar al aire libre.

Otro caso reciente de un bebé milagroso se registró en noviembre de 2018: el de la niña Piper-Kohl, quien fue sometida a una cirugía pionera estando todavía en el útero de su madre, de 19 años de edad, y logró arribar al mundo totalmente sana.