Supervivientes 2019: Oto Vans se derrumba al pensar en su madre

Al participante le ha tocado enfrentar un gran reto que complica su desempeño en la competencia. Aunque intentan animarlo, la verdad es que vive un momento difícil en medio de la lucha por la supervivencia.

Oto Vans se ha quebrado emocionalmente. Ante las circunstancias en las que se encuentra, asegura que no tiene fuerzas. Mientras él decae, sus compañeras hacen intentos para que el joven pueda seguir adelante, recordando varios elementos que pueden ayudarle. Entre ellas Mahi, Dakota y Miriam Saavedra.

Por ejemplo, el factor de alimentación. Le han repetido, en varias ocasiones, que comer bien dentro de esta isla donde están, es fundamental para mantenerse en forma, tanto en energía como salud. Pero esto no es lo único que lo está afectando, revela Telecinco.

Las emociones también la afectan. Sobre todo el extrañar casa, a la familia. Específicamente a una persona que necesita ver ya, y así lo expresó:

“Pienso en mis cosas y principalmente en mi madre. Me he dado cuenta de que la quiero más de lo que pensaba”, afirmó.

La fatiga es evidente en el influencer. La alegría que le caracteriza comienza a desvanecerse, como consecuencia de las condiciones en que se encuentra en Honduras, donde se graba el reality show. Allí, los demás participantes le ofrecieron un coco para él solo, pero lo rechazó. No hizo caso cuando le dijeron que todo estaba en su cabeza y era consecuencia del hambre que estaba sintiendo.

Oto Vans comentó ante las cámaras que estar en ese lugar le da demasiado tiempo libre, y es cuándo más comienza a pensar en todo lo que echa de menos. Sobre su mamá, también comentó: "Yo se lo agradezco todo a mi madre. Y me encantaría triunfar y recompensárselo”. 

Días antes de que se emitiera el episodio en el que se observa este duro momento para el maquillador, su madre, Lea Tomicic, aseguró en 'Look' que su hijo “es una persona extremadamente compleja y su vida ha sido muy turbulenta, pero todo esto no afecta al programa, solo en que a él le hace más fuerte”. En el siguiente vídeo, hay mucho más de él: 

Aunque actualmente es conocido por tener un carácter alegre, grandiosos maquillajes y looks excéntricos, antes de todo esto no la ha pasado nada bien. Tomicic declaró que tras toda esta imagen subyace una existencia bastante compleja.

Su difícil vida comenzó en la infancia. Cuando él tenía cinco años, en su natal Croacia, las autoridades intentaron separarlo a él y su hermano de sus padres, porque eran drogadictos.

Sin embargo, Lea huyó con los pequeños hacia Portugal. La camioneta en que viajaban se dañó y tuvieron que quedarse en España.