Medi Teddy: niña crea oso de peluche para esconder la medicación en hospitales

Una jovencita de Connecticut convirtió su tiempo en el hospital en una oportunidad de ayudar a aliviar el miedo que sufren muchos jóvenes pacientes de todo tipo de condiciones.

Ella Casano, de ahora 12 años, fue diagnosticada de una enfermedad autoinmune llamada trombocitopenia púrpura idiopática, a los siete años.

"Es cuando su cuerpo ataca y destruye sus propias plaquetas, así que la pone en mayor riesgo de sangrado o lesiones, más que la mayoría", dijo Meg Casano, madre de Ella, en entrevista con CNN.

Debido al TPI, Ella debía recibir trasfusiones intravenosas cada seis a ocho semanas. Como a muchos niños pequeños (y algunos adultos), el proceso la asustaba.

"Cuando tuve mi primera trasfusión, estuve sorprendida y un poco intimidada por el aspecto de todos esos tubos y equipos médicos en mi soporte intravenoso", dijo Ella en un comunicado en su sitio web. Ella encaró su miedo y diseñó una creativa solución para esconder la medicina.

"Así que corté un oso de felpa y usé una pistola de silicona e hice este adorable primer Medi Teddy."

Al ver lo encantadas que estaban las enfermeras con la idea, Ella y su madre comenzaron el proceso de patentar, fabricar y distribuir el invento, el cual bautizaron "Medi Teddy".

"El propósito del Medi Teddy es esconder la bolsa de fluídos intravenosos, la medicación, o producto sanguíneo del niño que lo está recibiendo, y en vez, darle un rostro amigable para ver."

La parte trasera del osito tiene una bolsa de malla, para que los doctores o enfermeras puedan ver la condición de la medicina que recibe el paciente. Ella hizo varios prototipos y se los dio a enfermeras para recibir retroalimentación y mejorarlo.

Luego investigó los planes de negocios en su escuela para una clase de estudios independientes, y diseñó su propio plan de negocios para Medi Teddy. Con ayuda de su mamá, están introduciendo los papeles necesarios para fundar la compañía sin fines de lucro.

Lanzaron también una campaña de GoFundMe buscando recaudar 5.000 dólares para poder producir sus primeras 500 unidades. La meta fue rápidamente superada, y en pocos días tenían casi el doble de esa suma.

"La respuesta ha sido maravillosa, sus enfermeras probaron los prototipos y ofrecieron sugerencias, y creemos que estamos listos para producir un producto realmente genial que puede ayudar a cientos de niños", dijo la madre de Ella. Cuando fabriquen los osos, serán distribuídos a los niños sin costo alguno.

La próxima gran revolución en la detección del cáncer de mama vendrá de manos de un joven científico y emprendedor mexicano de apenas 18 años de edad.

Un sostén cargado de biosensores capaces de detectar mínimos cambios en la temperatura de los senos podría servir como un magnífico sistema de alerta para el cáncer de mama. Se llama EVA, y es producto de la imaginación e inventiva de Julián Ríos Cantú, un joven científico y emprededor mexicano de 18 años.

Artículos relacionados
Crianza Apr 09, 2019
Madre revela la agonía de ver a su niña morir lentamente de demencia infantil
Salud Mar 02, 2019
Doctor que practicó cesárea a niña embarazada de 11 años critica al hospital por maltratarla
Historias virales Mar 20, 2019
Niña mexicana de 8 años presenta un invento y recibe los aplausos de la comunidad científica
Religión Mar 16, 2019
Historia de cómo una valiente niña de 13 años se salvó a sí misma de matrimonio infantil forzado