Conoce a Daniel, el hijo mayor de Rodolfo Sancho que tiene un asombroso parecido a él

Rodolfo Sancho se convirtió en padre un poco antes de su debut en la serie que lo lanzaría definitivamente al estrellato en 1994.

Daniel Jerónimo Sancho Bronchalo es el hijo mayor del actor español y tiene un gran parecido físico con él.

Ambos llevan una buena relación, pero tratan de mantener su vida privada alejada de la prensa y redes sociales.

El joven es el fruto de la relación que Rodolfo mantuvo con la actriz Silvia Bronchalo a principios de los años noventa.

A pesar de que los padres del chico son actores, parece que Daniel no ha heredado ese don artístico.

“Tanto su madre, como yo, estamos muy orgullosos de Daniel. Él no quiere saber nada del cine ni de la televisión”, afirmó el actor.

Está centrado en sus estudios universitarios, los cuales ya está por culminar, y en el tenis, deporte que practica con frecuencia.

Daniel tiene una novia desde hace varios años, con la cual no ha dudado en posar para la prensa en más de una ocasión.

Por ejemplo, cuando asistieron al homenaje de su abuelo Sancho Gracia que tuvo lugar en Pontevedra.

Rodolfo y Silvia terminaron como pareja y él se enamoró de otra actriz, Xenia Tostado, con quien coincidió en la película “Cuba libre”. De esta unión nació en 2015 una niña, Jimena.

“Mis dos hijos son el motor de mi vida. Lamento que mi padre no llegara a conocer a Jimena que es un encanto”, aseguró.

Hay que recordar que Sancho Gracia, fue un protagonista invencible en más de cien películas.

Félix Ángel, como era conocido entre su familia y amigos, pasó por el mundo con la sonrisa en los labios ayudando a quien lo necesitara.

El legendario actor falleció dos meses antes de cumplir 76 años, después de luchar en vano contra una enfermedad, el cáncer.

Mientras su cuerpo se convertía en cenizas, en el crematorio de Tres Cantos (Madrid), Rodolfo, que había seguido sus pasos en el mundo de la interpretación, prometió honrar la memoria y apellido de su padre.

El hijo de Sandra Echeverría ya no es un bebé y luce tan hermoso como sus padres. En una de las recientes publicaciones en Instagram de la actriz, su tierno hijo luce muy alto y es cada vez más parecido a sus famosos padres. 

La mexicana de 33 años de edad reveló que cuando Andrés nació se sorprendió, pues él es de ojos azules y rubio, aunque la actriz pensó que sería de piel morena como ella, pero el pequeño comparte más características físicas con su papá.