Mamá e hija sufrieron 16 abortos involuntarios entre las dos antes de tener hijos

Una rara condición genética que presentan una madre y su hija, de 61 y 38 años respectivamente, les produjo las traumáticas pérdidas, pero al final y con mucha valentía y fuerza, pudieron formar sus familias.

Las mujeres, que viven en Northampton (Reino Unido), contaron sus trágicas pérdidas a los medios, a los que les explicaron que la rara condición se trata de una translocación cromosómica, que hace que los cromosomas se acomoden de forma incorrecta, e impide que el bebé se desarrolle por completo, principalmente su corazón.

Representación gráfica de la pérdida de un bebé. | Foto: Pexels

Representación gráfica de la pérdida de un bebé. | Foto: Pexels

Karen Soulard, de 61, explicó que su esposo (padre de su hija Sarah Pearce, de 38) es el portador del gen defectuoso. Esto le causó siete abortos a la señora, hasta que finalmente el embarazo en el que tuvo a Sarah llegó a término.

No obstante, ante el trauma de los padres que ya habían perdido siete hijos, decidieron hacerle un estudio genético al bebé para saber si ella también sufriría de esta translocación cromosómica. La respuesta, lamentablemente, fue un contundente sí.

Pies de bebé. | Foto: Pixabay

Pies de bebé. | Foto: Pixabay

Antes de tener a sus dos hijas, Lia (9) y Fae (5), Sarah sufrió un total de 9 abortos, por lo que ella y su esposo han sentido la necesidad de ayudar a otras parejas en su misma situación.

Ella explicó que al principio, en su primer embarazo, estaba consciente de su condición, por lo que sabía que tal vez sufriría uno o dos abortos, antes de tener a su primer hijo. Pero cuando tuvo su tercer aborto espontáneo, la realidad la arrolló como un tren.

Embrión humano. | Foto: Flickr

Embrión humano. | Foto: Flickr

“La alegría de ver una prueba de embarazo positiva se convirtió rápidamente en miedo y pánico, ya que me preocupaba si también perdía esta”, refirió.

Sarah nunca sabía si sus embarazos eran viables, hasta ser sometida a las exploraciones, que ella describió como “tortura”, porque siempre esperaba lo peor.

Representación de vientre frágil. | Foto: Pixabay

Representación de vientre frágil. | Foto: Pixabay

Para este estudio, Sarah tenía que mantener la vejiga llena para un escaneo externo. Pero cuando le pedían que la vaciara para realizar una exploración interna, ya ella sabía que algo andaba mal. Y es que la salud de un feto se puede determinar a través del estudio externo (ecografía) a partir de la semana 9.

En 2010, Sarah Pierce quedó embarazada de su primera hija, Lia, y tres años después dio a luz a Fae.

Con Lia le realizaron la exploración a las seis semanas, y mientras ella esperaba que el gineco-obstetra le dijera una vez más que se escuchaban los latidos del corazón del feto.

"Nunca había escuchado eso antes, no puedo describir la euforia, la absoluta incredulidad de que finalmente estaba llevando a un bebé sano. Todavía me emociono ahora de una manera feliz cuando lo pienso", dijo.

Médicos. | Foto: Pixabay

Médicos. | Foto: Pixabay

Y mientras que mujeres como Sarah y Karen sufrieron para poder tener una familia, existen otras a las que sencillamente no les interesa tener hijos.

Este es el caso de 'Xiao Ju', de China, quien con 27 años ya se ha practicado 17 abortos, por lo que según los médicos ya no podrá tener más hijos por el gran daño que ha sufrido su útero.

Artículos relacionados
Getty images
Historias Jul 20, 2019
Harrison Ford, un orgulloso padre de cinco hijos: conoce a la familia del actor
Getty Images
Realeza Jul 20, 2019
Meghan Markle fue tachada de 'vulgar' por Tatum O'Neal por pleito de foto en Wimbledon
twitter.com/FormulaTV
TV Jul 20, 2019
Emma Penella: la vez que renegó a su padre y se cambió el apellido
youtube.com/WKRG
Relaciones Jul 20, 2019
Pareja casada por 71 años muere el mismo día, con sólo horas de diferencia