Así es Andrea Janeiro, la hija de Belén Esteban que se mantiene alejada de los medios

Aunque la colaboradora de “Sálvame” vive su día a día frente a las cámaras, la persona más importante en su vida es más reservada y alejada del foco de la fama, aunque todos sabemos quién es ella. Se trata de su hija Andrea.

Andrea Janeiro es la hija de Belén Esteban y el torero Jesulín de Ubrique, así que como precedente la fama le rondaba incluso antes de nacer. Pero esto nunca le ha agradado a Andrea, quien solicitaba a su madre que no hablara de ella en los medios de comunicación. Cuando la joven cumplió los 18 años de edad, la prensa comenzó a difundir fotografías de ella.

Además, se convirtió para ese entonces (2017) en una de las famosas de España más buscadas en Google. De lo que se puede saber de ella, es que se ha alejado de su país natal para tener una vida más tranquila fuera de los reflectores, publicó Viva Fútbol.

Andrea asiste a la universidad en Birmingham, Inglaterra. La misma ciudad en la que vive su novio Daniel Wozza Worrall, un joven británico al que conoció en España. En el Reino Unido, ella disfruta su vida como todos los jóvenes y cuando está libre de clases, vuelve a su país a estar con la familia.

A pesar de estudiar en el extranjero, ella se mantiene presente en los momentos especiales e importantes de la familia. Estuvo en la despedida de soltera de Belén, aunque su madre no publicó fotografías de ellas, respetando su petición de mantener sus momentos en privado.

La presión que ha sentido Andrea Janeiro, al someterse a una vida pública no deseada, la llevó a emitir un comunicado, solicitando que no haya publicaciones sobre su vida. El documento decía:

“Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero pedir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen”.

Además, señaló que sus padres “son personajes públicos, pero, aun cuando lo respeto profundamente, por mi parte nunca he participado de ningún modo en esa exposición pública”.

Sabemos que esta no es la única ocasión en que Andrea, probablemente, desearía ser otra persona sin exposición mediática.

Pero otros momentos embarazosos que quedaron grabados en la memoria del público van desde los regaños a la chica cuando era una niña por no comer todo el pollo, la ausencia de su padre en la graduación y hasta la polémica ceremonia de comunión que tuvo Andrea con ambas familias en discordia.

Eso sí, cuando se trata de defender a su hija, Belén es capaz de sacar las garras. Una de las frases, expresadas por ella que se ha hecho más popular es, sin duda: "Por mi hija, ma-to”.