9 lugares de tu cocina donde los gérmenes se esconden

Cuando se trata de higiene y limpieza, la cocina es uno de los lugares que más nos preocupan en el hogar. Es uno de esos espacios que tienen mayor atención para limpiar y mantener en orden, pero en él también se encuentran lugares donde gérmenes se ocultan.

Una guía sobre el consumo de alimentos, elaborada por Food Protection, detalla que el proceso de cocina y manipulación de los ingredientes, al cocinar, pueden generar contaminación. Por esto es fundamental que ciertos espacios se mantengan tan higiénicos como es posible, ya que alrededor del 9% de las infecciones por comida, se produce en las viviendas.

Hoy te presentaremos nueve lugares donde, tal vez no sabías, pululan los gérmenes ocultos dentro de tu cocina:

Licuadora. | Foto: Pxhere

Licuadora. | Foto: Pxhere

9. LICUADORA

No solo por la exposición externa que tiene, se llena de gérmenes. Con las licuadoras, su cuidado es muy delicado y es que tiene ranuras y lugares de difícil acceso en el que la esponja de lavar puede no llegar tan bien para una limpieza eficaz, como en otros objetos.

Paños de cocina. | Foto: Flickr

Paños de cocina. | Foto: Flickr

8. PAÑOS DE COCINA

Estos viven en nuestras manos gran parte del día. Al secar los platos, nuestras manos u otros utensilios, son muy necesarios a la hora de preparar la comida. El frecuente uso de este producto, y la manera de hacerlo, genera un círculo vicioso de contaminación al que estamos siempre expuestos.

Teléfono móvil celular. | Foto: Pexels

Teléfono móvil celular. | Foto: Pexels

7. TELÉFONO CELULAR O TABLET

Sí, hablamos en serio.

No te sorprendas. Usar tu teléfono o tablet para mantener una conversación o seguir una receta, lo contaminará enormemente, sobre todo si has tenido contacto con carne. Lo más saludable, para estos casos, es forrarlo en una funda plástica o que alguien más te ayude a manejar el dispositivo.

Grifo de fregadero. | Foto: Pexels

Grifo de fregadero. | Foto: Pexels

6. EL GRIFO DEL FREGADERO

Mientras cocinas, éste es uno de los sitios que más tocas, especialmente luego de ensuciar tus manos con algún producto o ingrediente. Debes saber que son fácilmente transferibles las bacterias de una superficie a otra, con el contacto.

Las más comunes son 'e. coli', 'salmonella', 'shigella', 'campylobacter', norovirus y el virus de la hepatitis A. Todas causan síntomas como náuseas, vómitos y diarrea.

Utensilios de cocina. | Foto: Needpix

Utensilios de cocina. | Foto: Needpix

5. UTENSILIOS DE COCINA

Del estante a la mesa y luego a tu boca, los utensilios son algunos de los elementos que están en contacto con la mayor cantidad de comida y objetos en todo el lugar, especialmente al tomar pollo, pescado o carne para cocinarlos.

Es fundamental que los laves de inmediato apenas los hayas usado. Tampoco los dejes por mucho tiempo expuestos, varios días después de hacerlo.

Manos preparando pulpo para la comida | Foto: Pixabay

Manos preparando pulpo para la comida | Foto: Pixabay

4. MANOS

Más allá de todos los elementos ya mencionados como agentes contaminantes, debemos recordar que son precisamente tus manos las que se mantienen en contacto constante con todos estos elementos, además de las bacterias que adquieres en la calle día a día.

Entre los hábitos de higiene que debes tener en este aspecto, lo más recomendable es que laves tus manos antes, durante y después de la preparación de la comida. Al secarlas, hazlo con una tolla de papel y deséchala. No uses una de tela que almacena bacterias.

Frutas y vegetales. | Foto: Wikimedia Commons

Frutas y vegetales. | Foto: Wikimedia Commons

3. FRUTAS Y VEGETALES

Siempre lo escuchas. ¡Lava las frutas y verduras antes de comerlas! Bueno, hoy vamos a repetirlo porque especialistas encontraron que la mayoría de las infecciones provienen de ensaladas de frutas o vegetales. Además, estas a su vez estaban infectadas en 90% con bacterias de la carne.

Persona lavando un sartén con esponja. | Foto: Flickr

Persona lavando un sartén con esponja. | Foto: Flickr

2. ESPONJA LAVAPLATOS

En este punto de la lista, ya debes haber recordado la esponja de lavar los trastes de cocina. Y es que por más jabón detergente que le coloques para asear los utensilios y platos, sabes que este es el objeto que más contacto tiene con las bacterias propias de las cosas y alimentos que guardas en tu cocina, sumándole la humedad.

Investigadores de la Universidad de Furtwangen, en Alemania, determinaron que en una esponja pueden habitar hasta más de 50 mil millones de bacterias.

Cocina con horno. | Foto: Pxhere

Cocina con horno. | Foto: Pxhere

1. MANILLAS DEL HORNO

Aquí es donde siempre colocas tus manos para iniciar la magia de la preparación culinaria. Claro, lo estás haciendo después de tocar las carnes, vegetales, esponja y demás objetos contaminantes. Recuerda que como forma clave de prevención, debes lavar tus manos frecuentemente.

Después de ver los sitios donde hay más contaminación, y revisar tus movimientos habituales en la cocina, sabrás qué está ocurriendo, pues la mayoría de las infecciones se originan con contaminación cruzada.

A propósito de las sorpresas que se pueden hallar en la cocina, una familia en Nueva Zelanda encontró en el piso de su cocina unas criaturas bastante extrañas, que calificaron hasta de alienígenas. Ante tal extrañeza, acudieron a Facebook para preguntar qué eran.

No consiguieron mucho apoyo. Si bien obtuvieron muchas respuestas, nadie parecía saber lo que eran. Fueron descritos como “ratones bebé sin cara ni extremidades”. Pero el caso no tuvo una resolución, pues ni los expertos descifraron qué animales eran.