La emoción de dos hermanitas con albinismo tras mamá ganar 'Quién quiere ser millonario'

Con todo el amor que lleva una madre por sus hijos, no hay prueba que se le cruce en el camino que esta no esté dispuesta a enfrentar, incluso cuando esa prueba es el mismísimo concurso del saber, "Quién quiere ser millonario".

"¿Quién quiere ser millonario?", transmitido por Telefe, fue otra vez escenario de una gran historia que motivó a una especial concursante a dar lo mejor de sí.

Patricia fue al programa con la intención de ganar para brindarle bienestar a sus hijas quienes padecen de albinismo, y a su vez, crear conciencia de este.

LA NOBLE INTENCIÓN DETRÁS DE SU PARTICIPACIÓN

"La cinta blanca que llevo en el abrigo es muy importante para nosotros, porque junio es el mes de la sensibilización del albinismo. Las personas son discriminadas en todo el mundo, por no saber o por ignorancia, desde la educación y la salud", comenzó explicando Patricia.

Como madre, a Patricia le ha costado ver como tres de sus hijas son fuertemente juzgadas por tener ciertas condiciones. Valentina y Maiden nacieron con Albinismo y desde el momento de su nacimiento, se les ha negado aceptación social por todas partes.

Niño con albinismo │Imagen tomada de: Pixabay

Niño con albinismo │Imagen tomada de: Pixabay

"Cuando nacieron, fue todo una sorpresa. No sabíamos nada. Había mucho tabú y desinformación. Nos dijeron que iban a ser ciegas", contó Patricia.

Al igual que pasa con Nihara, su hija de 11 años precedida por el joven Agustín de ocho, quien asiste a una escuela especial por lo que fue "un desfasaje" que surgió a partir de una enfermedad en su niñez.

Madre e hija │Imagen tomada de: Pixabay

Madre e hija │Imagen tomada de: Pixabay

MENSAJE DE TOLERANCIA

"Entendimos que, con estimulación visual y cuidados dermatológicos, anteojos adecuados, hay que seguir. Ellas son como vos o como yo, sólo que tienen cuidados oftalmológicos y dermatológicos", explicó.

Pero aún están expuestas a todos los prejuicios que inclusos laa escuelas les imponen, pues creen que por tener albinismo, son incapaces de aprender de manera corriente.

Por lo que su idea de salir victoriosa era para invertir ese dinero en el bienestar de sus hijas quienes estaban necesitadas de unos lentes especiales que les facilitan diversas tareas.

UN JUEGO BIEN LLEVADO

Patricia llegó hasta la pregunta del medio millón de pesos "¿Qué película estaba rodando Luis Sandrini, cuando falleció en 1980?", pero no estaba segura de la respuesta por lo que se retiró con 300.000.

Un caso que marcó pauta en este referente fue el embarazo de Leía Romero, el cual marchaba normal, como cualquier otro, pero cuando dio a luz a las gemelas Catalina y Virginia, que todo el país se dio la vuelta, sorprendido, al ver que había traído al mundo a las primeras bebés albinas de Argentina.