Un campamento de inglés expulsa a niña con discapacidad tras las quejas de otros padres

La chica no tiene problemas en relacionarse con otros niños y basta con repetir dos veces una oración, para que ella entienda perfectamente.

Inés es una niña con una condición especial para el aprendizaje, ella tiene una discapacidad que nunca le ha impedido comunicarse o interactuar con otros niños, sin embargo, la monitora del campamento de inglés se encargó de que eso fuera diferente.

Antes de subirla al autobús del campamento, Carolina Gómez, la madre de la niña, le pidió a la supervisora del grupo que no les dijera a las otras niñas sobre la condición de su hija, para evitar etiquetas o burlas, pero la monitora no cumplió.

Niña triste recostada de un árbol. | Imagen: Pixabay

Niña triste recostada de un árbol. | Imagen: Pixabay

LA QUERÍAN FUERA DEL CUARTO

Resulta, que cuando le asignaron una habitación compartida a Inés, lo primero que hizo la monitora fue pedirles a sus compañeras que la trataran bien y ayudaran porque tenía una discapacidad, algo que no agradó mucho a las chicas.

"Conforme entró a la habitación le dijo, chicas, vuestra compañera tiene una discapacidad, así que espero que me echéis una mano para cuidarla."

Fue entonces cuando hablaron con sus madres para pedirles que cambiaran de cuarto a Inés, pues pasaban todo el año compartiendo con niños discapacitados en su escuela de integración, y no querían pasar el verano lidiando con más personas así.

Niñas reunidas conversando en el campamento Diverbo Pueblo Ingles Verano Kids & Teens. | Imagen: YouTube/Diverbo

Niñas reunidas conversando en el campamento Diverbo Pueblo Ingles Verano Kids & Teens. | Imagen: YouTube/Diverbo

Luego de la solicitud de las niñas, las madres de ese grupo se quejaron y pidieron a los encargados del campamento que la cambiaran de habitación, algo que indignó a Gómez, quien además se molestó porque la monitora no cumplió con su petición.

Entre las soluciones que le ofrecían a la mamá de Inés para que la niña permaneciera en el campamento era que durmiera con una monitora y además que contratara de su bolsillo a una tutora especial, algo a lo que se negó de inmediato Carolina, por ser excluyente y discriminatorio.

"La primera interesada en que Inés no vaya a un sitio donde no va a ser viable soy yo, por eso fui en persona y conté cómo es Inés con detalle.” 

“Me dijeron desde el minuto uno que no había ningún problema, que era todo mediante juegos y actividades y que lo iba a pasar fenomenal e iba a ir aprendiendo y soltándose."

Grupo de niños realizando actividades en un campamento. | Imagen: Flickr

Grupo de niños realizando actividades en un campamento. | Imagen: Flickr

PROPUESTA DE LA MADRE

En vista de que el problema parecía ser con unas cuantas niñas en específico, Carolina propuso que su hija durmiera con otras, pero la monitora se negó y argumentó “que, si la cambiaba de habitación, se quejarían otras madres. Que le estaba poniendo entre la espada y la pared”.

Más de 30 minutos de conversación telefónica tuvo la madre de Inés con la encargada del campamento, quien además le dijo que su hija estaba "teniendo unos comportamientos extraños” y que "no iba a poder seguir las clases de inglés porque no tenía ningún nivel".

La situación perturbó a los padres de la niña, quien al día siguiente se comunicaron de nuevo con el campamento y les notificaron que Inés debía salir del lugar.

Y aunque hablaron con el responsable del sitio, en vez de pedir disculpas solo defendió la “profesionalidad” de la monitora y dijo que, si la niña se quedaba, no había manera de que durmiera con el resto de las niñas.

Mujer con expresión seria en el rostro. | Imagen: Max Pixel

Mujer con expresión seria en el rostro. | Imagen: Max Pixel

DE REGRESO A CASA

Ante el dramático escenario, los padres de Inés, que no entendían como los encargados del campamento argumentaban que el problema eran las otras niñas, cuando la suya era la que resultaba discriminada, decidieron ir a buscarla.

Recorrieron los 350 km que les separaban de Salto de Saucelle (Salamanca), donde estaba su hija, y la trajeron de vuelta a casa. 

“Está hecha polvo, tiene la moral por los suelos, ella piensa que la culpa es suya que no consigue ser normal. Ya le he dicho que ni de broma, que por desgracia en este mundo hay gente muy buena pero también gente mala y hemos topado con gente no tiene empatía ni capacidad de entender lo especial que es ella", explicó su madre.

Madre abrazando a su hija triste. | Imagen: PxHere

Madre abrazando a su hija triste. | Imagen: PxHere

SOBRE LA CONDICIÓN DE INÉS

Inés habla perfectamente, aunque tarda un poco más que el resto de las personas en procesar la información, y si le hablan muy rápido, puede que tengan que repetir lo que dicen para que entienda perfectamente la conversación.

Va a un colegio de Madrid con otros niños con necesidades educativas especiales donde tiene materias adaptadas y nunca ha tenido ningún problema para relacionarse con niños de su edad, por eso, desde hace un par de años, pasa 15 días de verano en algún campamento.

A sus padres les pareció buena idea que este año fuera a un campamento donde aprendiera inglés.

Grupo de niños caminando por el sendero de un campamento. | Imagen: Flickr

Grupo de niños caminando por el sendero de un campamento. | Imagen: Flickr

LO QUE DIJO DIVERBO

Diverbo, la empresa organizadora del campamento, fue contactada por la Cadena SER, y en un comunicado explican que la madre de Inés les informó que la niña estaba diagnosticada de retraso motor y del lenguaje.

"Una vez iniciado el campamento, nos hemos dado cuenta de que Inés necesitaba, en nuestra opinión, de una atención especial...”

“…Hemos intentado ayudarla en la integración al grupo con un refuerzo en la ayuda que le podíamos ofrecer, con una monitora dedicada a ella de forma exclusiva para facilitar su integración, que además se ofreció de manera gratuita a la familia. Hemos mostrado nuestra mejor voluntad para conseguir que Inés se quedara con nosotros.”

Niña agachada con el rostro escondido en sus rodillas. | Imagen: Public Domain Pictures

Niña agachada con el rostro escondido en sus rodillas. | Imagen: Public Domain Pictures

Sin embargo, las condiciones ofrecidas por la empresa, a juicio de los padres de Inés, eran discriminatorias y como esa era la única solución ofrecida, ellos prefirieron llevársela.

Diverbo agregó que por 15 años que llevan organizando campamentos, atienden "a decenas de niños con distintas necesidades” sin que haya existido algún inconveniente hasta este momento.

Sin embargo, los padres argumentan que el retraso madurativo con una discapacidad del 33% de Inés, fue lo que desencadenado el malestar y la desafección entre el resto de sus compañeros. 

Mujer angustiada sentada frente a un escritorio. | Imagen: Pixabay

Mujer angustiada sentada frente a un escritorio. | Imagen: Pixabay

La menor ya había acudido en años anteriores a otros campamentos, en donde tuvo buenas experiencias y por eso la familia decidió mandarla a uno nuevo.

Los padres de Inés aseguran que van a denunciar los hechos por un presunto delito de discriminación y dicen que la niña está muy afectada, ya que no entiende el motivo por el que tuvo que "abandonar el campamento".

El caso de esta pequeña nos hace recordar el de otra niña con discapacidad que pasó hambre por 5 días debido a retrasos en sus cuidados en un hospital.

Su discapacidad no le permite tragar, por lo que es alimentada a través de un tubo que lleva la comida directamente a su estómago, y de acuerdo con su mamá debe ser cambiado anualmente.

El retraso en el mantenimiento generó graves consecuencias para ella. Conoce más detalles aquí.

Artículos relacionados
Mar 29, 2019
Padres de Málaga necesitan ir al colegio a diario para ayudar a su hija con parálisis cerebral
TV Apr 19, 2019
Inés Gómez Mont confiesa las dificultades que enfrentó cuando estaba embarazada de trillizos
Historias virales Apr 26, 2019
La carta viral del padre de una niña con Síndrome de Down a David Suárez tras su polémico tuit
Twitter.com/bbcmundo
Personas May 18, 2019
Hayley Kemp, la mujer abandonada por su padre en un orfanato por deseo de su madrastra