Carmen Sevilla: millonarios que intentaron conquistar el corazón de 'la novia de España'

Con 88 años de edad, Carmen Sevilla ha vivido una larga vida, llena de increíbles experiencias y algunos pretendientes fabulosamente acaudalados. Pero jamás dejó que el dinero la cegara.

Carmen Sevilla nació en Sevilla, España, un 16 de octubre de 1930. Tras la guerra, asistió a un conservatorio de Madrid, y su familia se desenvolvía en el mundo de las artes y el entretenimiento. Siendo muy joven empleó sus talentos en la actuación, el canto y la televisión.

Pero no sólo sus dotes artísticos cautivaron al mundo. De hecho, fue su belleza y su seductora personalidad lo que lograron enamorar a una larga lista de pretendientes, algunos de los cuales eran hombres sumamente adinerados. Pero a Carmen el dinero jamás le importó mucho: seguía su corazón.

Carmen Sevilla en el teatro La Latina, Madrid, 2010. || Fuente: Getty Images

Carmen Sevilla en el teatro La Latina, Madrid, 2010. || Fuente: Getty Images

Eran tantos los hombres que se enamoraban de ella que por años, su madre hacía las veces de chaperona, acompañando a la actriz a todas partes para vigilar a los depredadores. En los 50s, Carmen Sevilla estuvo a punto de llegar al altar de la mano del torero mexicano Carlos Arruza, un notorio rival del legendario "Manolete". Pero Arruza le exigió dejar la actuación, y Sevilla se rehusó.

Cuando viajó a Cuba en 1959, dejó en Madrid a un novio estudiante de ingeniería, de apellido Yuste, a quien siempre optó por omitir en sus memorias y entrevistas. Yuste le envió una carta diaria a su hotel de La Habana, pero ninguna le llegó, pues no estaba hospedada con su nombre real.

Carmen Sevilla con Luis Mariano y Jean Tissier en "La bella de Cádiz", 1953. || Fuente: Getty Images

Carmen Sevilla con Luis Mariano y Jean Tissier en "La bella de Cádiz", 1953. || Fuente: Getty Images

Tras Cuba, fue a Santo Domingo, donde un hijo del dictador Rafael Trujillo quiso "llevársela al huerto". En una de tantas fiestas en honor de Sevilla, el cuñado del hijo de Trujillo, el famoso conquistador Porfirio Rubirosa quedó prendida de ella, y muchos dicen que intentó seducirla.

Al poco tiempo, Carlos Eleta, un millonario panameño dueño de muchos medios de radio, prensa y televisión, quedó perdidamente enamorado de Carmen. Pero ella no quería darle ni la hora, El mismo destino sufrió Pancho Lococo, millonario del teatro en Argentina, quien reiteraba que "no puedo vivir sin tí", pero Carmen nunca le hizo caso, sin importar cuántos millones tuviese.

Otro millonario, este de origen chileno, intentó cortejarla. Lucho del Villar, dueño de teatros y cines, seguía a Carmen a todas partes, a pesar de ser un hombre casado. Le prometía a Sevilla divorciarse en un instante si ella le decía que sí. Para complicar las cosas, Villar y Lococo estuvieron tanto en Uruguay como en Perú mientras Carmen actuaba en ambos países, aunque nunca llegaron a verse.

Carmen almorzaba con uno, cenaba con otro, y los malabareaba expertamente. Su madre le advirtió que era peligroso estar en esos juegos con hombres tanto mayores que ella. Lucho eventualmente se divorció, pero Carmen le dijo que "yo, según mis principios, no podría ir al altar con un hombre que ya ha estado casado con otra", rompiéndole el corazón. Otro casado que probó suerte fue Raf Vallone, galán italiano, pero tampoco tuvo éxito.

El inmortal "Cantinflas"; Mario Moreno, también quedó perdidamente enamorado de Carmen la primera vez que la vio. Intentó comprar su amor con joyas, y fue rechazado una y otra vez. El cantante chileno Lucho Gatica también probó suerte conquistando a la sevillana, pero no consiguió nada. 

Finalmente, un 23 de febrero de 1961, Carmen llegó al altar junto a Augusto Algueró Dasca, en la Basílica del Pilar de Zaragoza, virgen, como siempre fue su sueño. Tristemente, Augusto demostró no ser un marido ejemplar. Una década después, Carmen confesaba que "¡Lo que no le consiento es que de madrugada se pasee con cualquier p%&$ de la Gran Vía y luego venga a acostarse conmigo como si nada!"

Carmen Sevilla y Augusto Algueró Dasca el día de su boda || Fuente: Getty Images

Carmen Sevilla y Augusto Algueró Dasca el día de su boda || Fuente: Getty Images

Para 1973, había dejado a Augusto y cohabitaba con el empresario Vicente Patuel, con quien acabaría contrayendo matrimonio en 1985. Sin embargo, Vicente también le fue infiel en un viaje a Cuba. Patuel la dejó viuda en el año 2000. Al poco tiempo, TVE no le renovó contrato en "Cine del barrio", y pasó al retiro.

Ahora, Carmen Sevilla lleva 4 años internada en una casa de cuidado debido a su condición producto del Alzheimer que padece. La estrella ha olvidado incluso quién es.

Estrella de Carmen Sevilla en el Paseo de la Fama de Madrid. || Fuente: Getty Images

Estrella de Carmen Sevilla en el Paseo de la Fama de Madrid. || Fuente: Getty Images

En la reconocida residencia para ancianos en Aravaca está bien cuidada. Su hijo Augusto, el único que tiene potestad en las tomas de decisiones sobre su madre dijo que “todo está en orden”.

Artículos relacionados
twitter.com/telecincoes
TV Jun 26, 2019
La tragedia de Carmen Sevilla: la estrella que ha olvidado quién es por el Alzhéimer
twitter.com/Academiadecine
Celebridades Jul 09, 2019
Carmen Machi y su vida después de 'Aída'
twitter.com/MuseoDelCineBA
Historias Jul 12, 2019
Imperio Argentina, la actriz que deslumbró a Hitler
twitter.com/FormulaTV
TV Jul 09, 2019
Lola Flores: una vida de excesos, pasión y éxitos