Hombre queda en libertad tras 28 años preso por un crimen que no cometió

Un hombre de Oklahoma fue liberado el martes después de haber cumplido casi 30 años en prisión por un asesinato que no cometió: Es el segundo miembro de su familia al que le anularon una condena injusta.

Corey Atchison, de 48 años, salió de un tribunal de Tulsa como un hombre libre, 28 años después de que fue declarado culpable de dispararle a James Lane durante un robo en 1990.

La juez de distrito Sharon Holmes descubrió que su caso se vio empañado por un "error judicial fundamental". Según personas que se encontraban en la sala de audiencias e informes locales.

Corey Atchison fue condenado en 1991, a los 20 años, por el asesinato un año antes del agente de policía James Lanede de un disparo en pecho. A lo largo de todo este tiempo tanto él como su familia han sostenido que era inocente.

El agente Lane recibió un disparo en el pecho con una pistola el verano anterior.

Atchison estaba en el área con amigos en el momento del tiroteo y fue arrestado seis meses después. Mantuvo su inocencia durante el juicio, una afirmación reforzada por un testigo que declaró que había sido coaccionado para implicar a Atchison, según informes de prensa.

Pero la condena de Atchison fue confirmada por el Tribunal de Apelaciones de lo Penal de Oklahoma en 1994.

Malcolm Scott, el hermano menor de Atchison, tabién fue condenado por asesinato en un caso no relacionado anulado por Holmes en 2016.

“Corey fue arrestado tres meses antes de que naciera su hija; "Esta es la primera vez que puede tener un contacto real con ella y lo mismo con su nieto de 10 años", dijo a The Washington Post su abogado Joseph Norwood. "Estoy muy orgulloso de haberlos reivindicado y de reunirlos".

El investigador privado Eric Cullen comenzó a investigar el caso después de trabajar para anular la condena del hermano menor de Atchison.

Después de que Cullen testificara en las audiencias para ese caso, un viejo amigo de Atchison le dijo a Cullen que debía investigar el hermano mayor.

Cullen dijo que encontró su primer descanso al día siguiente después de revisar las transcripciones del juicio y las audiencias preliminares. Un hombre declaró en una de las audiencias que los fiscales lo habían intimidado para implicar a Atchison, según las transcripciones de la corte que encontró Cullen, dijo.

Pero el juez permitió que el caso procediera, y el testigo no declaró la inocencia de Atchison en el juicio.

"He hecho esto desde hace mucho tiempo", dijo Cullen a The Post. "Nunca he escuchado de esto o visto eso. En el registro, 1991, un joven de 15 años se enfrentó a un fiscal extremadamente agresivo que lo había acosado en el pasillo".

Otro hombre afroamericano que fue condenado injustaente fue Johnnie Lindsey. 

El hombre fue enviado a la cárcel por una serie de violaciones en la década de 1980 y pasó casi treinta años en prisión por crímenes que no cometió. Johnnie Lindsey posiblemente recibió la peor mano de su vida. 

El estadounidense de 65 años fue condenado por una serie de violaciones que tuvieron lugar en Texas en los años ochenta. 

Él fue condenado injustamente después de que una víctima de violación lo identificara como su agresor en una serie de fotografías con otros cinco hombres afroamericanos.

Artículos relacionados
Facebook.com/norcalinnocence
Historias virales May 25, 2019
Liberan a Lionel Rubalcava, el hispano que pasó 17 años en prisión por un crimen que no cometió
Noticias Latinoamérica Apr 24, 2019
La abogada colombiana que salvó de pena de muerte a un mexicano injustamente preso por 26 años
Historias virales Apr 22, 2019
Amiga que cría hijos de mujer presa por asesinar a su pareja revela la verdad del abuso del hombre
youtube.com/Al Jazeera English
Historias virales Jun 22, 2019
Murtaja Qureiris: el niño saudita que iba a ser crucificado fue condenado a 12 años de prisión