Javier Solís y la desobediencia médica que lo llevó a la muerte

Gabriel Siria Levario, como en realidad se llamaba, se había convertido en uno de los grandes por las hermosas letras de sus canciones, las melodías y también por las películas que rodó.

El 19 de abril de 1966 (hace 52 años) se dio a conocer una de las más terribles noticias en la historia del espectáculo mexicano: el ídolo de muchos, Javier Solís, había fallecido a sus cortos 34 años de edad, después de una operación de la vesícula biliar.

En todas las estaciones de radio se estaba hablando del mismo tema, y es que para todo el pueblo mexicano, entre otros países, era imposible de creer que el “Rey del bolero ranchero” ya no estuviese entre los mortales.

Gabriel Siria Levario, como en realidad se llamaba, se había convertido en uno de los grandes por las hermosas letras de sus canciones, las melodías y también por las películas que rodó.

Las biografías que han escrito y grabado sobre su vida señalan que Solís tenía piedras en la vesícula, condición que le producía fuertes cuadros de dolor, tan intensos que una vez llegó a confesar que prefería estar muerto para no sufrir más.

Lo que muchos ignoran es que el joven cantante perdió la vida al desobedecer una estricta orden médica, tan simple que cuesta trabajo pensar que tal talento se haya perdido a causa de un error tan prevenible.

Seis días antes de su deceso, el cantante fue internado en el hospital Santa Elena, ubicado en la colonia Roma, para operarse.

Javier Solís falleció por no obedecer órdenes médicas específicas. | Foto: Flickr

Javier Solís falleció por no obedecer órdenes médicas específicas. | Foto: Flickr

Al parecer, la cirugía había salido según lo planificado, e incluso, el 18 de abril de ese año, pocas horas antes de morir, le habían realizado estudios que no mostraron nada fuera de lo normal, así que solo esperaba que le dieran de alta.

Los médicos habían sido muy claros con él: no debía beber agua, porque después de cualquier cirugía, los medicamentos que se suministran durante la intervención quirúrgica impiden el correcto funcionamiento del estómago y los intestinos.

Javier Solís y Rosa María Vásquez. | Foto: Flickr

Javier Solís y Rosa María Vásquez. | Foto: Flickr

En un descuido de la enfermera, Solís desobedeció la orden y bebió agua. A las 5:45 de la madrugada de ese 19 de abril, falleció producto de un fallo cardíaco a consecuencia de un desequilibrio electrolítico producido por la colecistectomía (procedimiento quirúrgico para extirpar la vesícula biliar), de acuerdo con su acta de defunción.

Sus restos descansan en el Panteón Jardín, en la sección especial de actores de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), donde la Virgen de Guadalupe cuida su tumba.

Solís nació el 1 de septiembre de 1931 y  no hay fuentes fidedignas que confirmen su origen sonorense, excepto la fuente oficial: el acta de defunción gubernamental del registro civil, donde se confirmó que era capitalino.

Otro charro cantor bastante conocido, tanto por sus hermosas canciones como por su turbulenta vida, muchos amores y películas exitosas fue Jorge Negrete, conocido por los rodajes de “El peñón de las ánimas”, “Dos tipos de cuidado” o “Historia de un gran amor”.

Su afinada y hermosa voz, aunada a su innegable belleza, lo ayudaron a surgir con rapidez a la edad de 20 años, pues incluso llegó a a cantar ópera y trabajar en revistas musicales.  

Artículos relacionados
Noticias España Apr 11, 2019
Jorge Javier Vázquez, obligado por los médicos a cancelar gira teatral por su estado de salud
Getty Images
Historias Jul 08, 2019
Mitos detrás de 'Si no te hubieras ido', de Marco Antonio Solís
TV Apr 17, 2019
Jorge Javier Vázquez recibe el alta médica y presentará "Supervivientes"
instagram.com/javierasuarezoficial
Salud Jun 13, 2019
El cáncer de Javiera Suárez la lleva a ser hospitalizada en grave condición pero consciente