Lorenzo Santamaría: Qué fue del famoso cantante español

¿Quién no recuerda una romántica balada de Lorenzo Santamaría? El cantante de "Para que no me olvides" y "Te quiero a tí" ha vivido una serie de transformaciones en su carrera y su vida.

Llorenç Rosselló Horrach, mejor conocido como Lorenzo Santamaría, nació un 21 de febrero de 1946, en Santa María del Camí, Mallorca, el pueblo que le daría su seudónimo artístico. A los 20 años, en plena década de los 60s, Santamaría era un "hippie comeflor", con coloridas camisas de flores y vistosos colgantes. Hoy en día, con 73 años encima, el cantante sigue reinventándose.

"Yo sólo vivo por la música y también por la afición al fútbol que mantengo desde que jugaba con los juveniles del Inca", reveló en entrevista con La Vanguardia.

REGALO FORTUITO

Llorenç era el menor de seis hermanos, y el más mimado de la familia, como cuenta al diario: "Yo, de niño, era el juguete de la familia, me trataban muy bien, aunque casi no conocí a mi padre porque se murió cuando tenía dos años y entonces mi madre se puso a trabajar en una fábrica de tejidos". Pasó sus tardes de infancia "en una placita sin asfaltar, jugando a fútbol".

Hasta que un día, alguien le regaló una armónica. Entre el instrumento y la música de la radio, su pasión comenzó a moldearse, "a pesar de que lo que estaba de moda, la canción española, es decir la copla y las rancheras mexicanas, no me gustaba en absoluto, mientras que la canción francesa e italiana, sí".

A LA VANGUARDIA

Lorenzo tuvo que dejar la escuela a los 14 y ponerse a trabajar, "primero, de carpintero, que era el oficio del padre, con un hombre que había estado con él, después con un tío de mi madre que tenía una fábrica de gaseosas y sifones y yo lo ayudaba a repartir con el camión". En ese camión aprovechaba ratos libres para practicar solfeo.

Luego fue barbero de fin de semana, y más tarde repartidor de confecciones de chocolate, en Palma de Mallorca. Eventualmente, conoció a un músico empleado en una tienda de discos, que precisaba un cantante. "Aquí empezó todo", cuenta Lorenzo. Su banda pasó de ser Los Chelines a Los Fugitivos, y finalmente Z-66.

"Nosotros hacíamos versiones de las caras B de los discos y como no eran tan conocidas sonaban diferente, tocábamos cada día en dis­cotecas de la isla, éramos la vanguardia de los grupos de Mallorca."

CAMBIO DE MODA

Con la llegada de la década de los 70s, los gustos en la música cambiaron de la noche a la mañana. Ya las agrupaciones no eran lo último, y los solistas eran la sensación. Así que Llorenç comenzó a publicar discos bajo el seudónimo de Lorenzo Santamaría, cosechando grandes éxitos, como "Para que no me olvides", o "Si tú fueras mi mujer".

El cambio de nombre de Lorenzo es comprensible, abriéndole puertas a un mercado nacional español. Pero para 1985, ya con 39 años de edad, Lorenzo se atrevió a publicar un disco en catalán, con el nombre de Llorenç Santamaria: "Entre cella i cella", incluyendo versiones en catalán de populares canciones como "Mediterráneo", de Joan Manuel Serrat, y "Le métèque", de Georges Moustaki.

CONSTANTE REINVENCIÓN

Lorenzo Santamaría siempre fue un hombre muy guapo, y ese atractivo le permitió hacer la transición desde el mundo de la música hacia la actuación. Su primera película fue "Viva o muera don Juan Tenorio", dirigida por Tomás Aznar, y con la participación de Ángela Molina, Paquita Rico y Massiel.

Además logró conseguir contratos publicitarios, compartiendo cámara con figuras como Bárbara Rey, Sydney Rome y Margaux Hemingway. En 2011, subió a los escenarios en el musical "Dagoll Dagom", reinventando su carrera nuevamente. También sigue realizando giras veraniegas, junto a Micky, Karina y Jeanette, además de Tony Ronald, hasta su muerte en 2013.

LEGADO VIVO

Hoy en día, con 73 años de edad, Lorenzo se siente cómodo con el hombre que es y la vida que ha vivido. Ha cumplido sus sueños en más de una ocasión, y vive tranquilo en su hogar en las afueras de Alcúdia, aunque también tiene otra casa en Barcelona.

Vive con Núria Hosta, también actriz, y juntos han tenido dos hijas. Hace una vida de cuando le regalaron aquella armónica, pero en ese tiempo, "la música me ha rodado por la cabeza sin darme cuenta". Y su creatividad e ímpetu siguen sumando a su legado cada año.

Otro icónico cantante español, Antonio Molina, tuvo una carrera prolífica que además le dio a España una de sus más notorias y famosas familias, el clan de los Molina.

Artículos relacionados
facebook.com/CharoOfficialPage
Música Jun 27, 2019
Charo Baeza: la cantante y bailarina española que encontró la fama en Estados Unidos
youtube.com/mraldovera
TV Jul 15, 2019
Miguel Gallardo, el cantante y compositor de los 70 que se alejó de los escenarios
youtube.com//Manolo Maturana
Historias Jul 03, 2019
Las tragedias de Luis Sánchez Polack, famoso humorista español recordado como Tip
facebook.com/SModa.es
TV Jun 26, 2019
Los Molina: Romances, triunfos y dramas de una de las familias más influyentes de España