Las Azúcar Moreno y Los Chunguitos relatan su dura infancia en 'Lazos de sangre'

Ellos lucharon para triunfar en el mundo musical, pero sobre su pasado están escritos capítulos negros que marcaron sus vidas.

Una vez más en ‘Lazos de Sangre’ muestran la vida de artistas en las que sale a relucir etapas desagradables, como la vivida por Los Chunguitos y las Azúcar Moreno durante su infancia.

Resulta que ambas agrupaciones integradas por hermanos, actualmente exitosos, pasaron por duros momentos cuando estaban pequeños.

ONCE PERSONAS EN UNA SOLA HABITACIÓN

Los hermanos Salazar, Juan y José (Los Chunguitos), contaron que la familia siempre ha sido muy importante para ellos, pero que de pequeños tuvieron una vida muy humilde y con muchas necesidades.

Recordaron que de los nueve hermanos que eran, sólo quedan cinco. También trajeron al presente que cuando se mudaron de Badajoz hasta el barrio de Vallecas en Madrid, tuvieron que construir una chabola (choza, rancho) que no tenía habitaciones y vivían en un solo ambiente 11 miembros de la familia.

Contaron que siempre tuvieron que buscar todo para poder sobrevivir, pero a pesar de sus precarias vidas, iban por las calles cantando con su padre mientras trabajaba como mesonero.

“Íbamos mi hermano Enrique, en paz descanse, mi padrecito igual y mi madre... Íbamos con ellos pasando el platillo. Y ganábamos para comer… para vivir”, expresó José Salazar.

Por su parte, Juan manifestó que “la chabola nos costó 100 pesetas en aquellos tiempos. Todos metidos ahí. Todos unidos”.

SIN ACCESO A LOS ESTUDIOS

Aunque son unos hombres muy educados, los hermanos Salazar no tuvieron acceso a los estudios. Nunca pisaron un colegio:

“No he ido al cole ni sé escribir ni leer, pero he aprendido solo. Porque iba por la calle y ponía la ‘L’ y la ‘A’, ‘La’. Y así he aprendido porque, en aquella época, no íbamos al colegio ni mis hermanos, ni yo.”

“NO ELEGÍ VIVIR ALLÍ”

Antonia Salazar, popularmente Toñi (Azúcar Moreno) expresó sobre la precaria vivienda en la que pasó su infancia: “Yo no elegí vivir allí ni nacer allí, pero estoy orgullosa de la familia que tengo”.

Contó que una vez, un pretendiente la veía lavar la ropa sumergida en el frío invierno y el enamorado le dijo: “’Es que yo te quiero comprar una lavadora’ y le dije que yo no tenía enchufe para enchufar. ¿Dónde iba a enchufar la lavadora?”.

Su anécdota da una muestra del entorno de pobreza en el que crecieron. “Éramos unas buscavidas porque es que era para vivir, era para comer”.

EXTRAÑANDO A LOS QUE SE HAN IDO

Aunque eran una numerosa familia, muchos ya se han ido y Toñi los añora: “Ahora mismo yo vivo mejor, pero no tengo a las personas que quiero y con eso te lo digo todo. Éramos nueve hermanos y se han muerto cuatro”.

Precisó que: “Mi hermana, la mayor, Aurelia, Enrique, José, Carlos… Es que han sido muchas pérdidas y todas muy jóvenes”.

Enrique falleció a los 25 años, Aurelia, a los 44 años, José por un infarto a los 29 y Carlos a los 41.

DESMINTIENDO UNA VERSIÓN DE LA MUERTE DE ENRIQUE

Sobre la muerte de Enrique, Juan desmintió que el vocalista original de Los Chunguitos haya fallecido a causa de las drogas.

“Es que lo peor es que la gente dijera que era de la droga y no era de la droga. Le salieron unos bultos… era cosa mala, eran malos, y estuvo una semana y, a la semana, murió.”

LOS INICIOS DE LAS AZUCAR MORENO

Encarna y Toñi se iniciaron en la música haciendo coros con sus hermanos y eso llamó mucho la atención.

Pero la fama la alcanzaron con su éxito ‘Bandido’ en Eurovisión, con el que logran un 5º puesto en 1990. “Eurovisión ha sido todo para nosotras una puerta muy grande”.

Acerca de sus padres, dijo que siempre apoyaron su profesión. “Mis padres lo entendían perfectamente. Tuvimos más críticas por parte del mundo gitano, de fuera, pero no de la familia. Mi madre, por ejemplo, era una mujer súper abierta de mente; mi padre, más todavía”.

OTRO ESTILO

Toñi señaló que ellas no querían ser como todas las gitanas, con el lunar y las argollas. “Gitanas morenas con el pelo largo y con aros hay millones. Hemos luchado tanto por la música, por conseguir todo lo conseguido que hablar de los Salazar, para mí, es algo grandioso”.

Las hermanas no querían ser parte de los clichés. “Nosotras sabíamos que nos quedábamos en medio de dos mundos: del gitano y del payo. No me gusta decir payo, pero es que es así, no estábamos ni en un lado ni en otro”.

“En uno no te aceptaban por una cosa y en el otro por la otra, pero es que nos daba igual, tú tienes que seguir tus sueños, lo que piensas, lo que tú eres.”

Y consiguieron lo que querían: “Creo que hemos sido un ejemplo para las mujeres gitanas. Nunca se atrevieron a ponerse una minifalda, un escote, a fumar un cigarrillo, eso estaba muy mal visto. Y nosotras lo hicimos, yo fumaba delante de los gitanos. Bueno, pues yo sí ¿por qué no lo voy a hacer?”

PÁNICO A LO QUE DIRÍA EL MÉDICO

Por su parte, Encarna Salazar vivió uno de sus peores momentos en noviembre de 2007 cuando su médico tenía algo que decirle.

"Cuando fui a la consulta del doctor, lo que tenía era pánico, miedo a pensar que esto se acababa porque tú vas al médico y te dice que tienes un cáncer y dices, ya está, se acabó. Hasta aquí llegué y piensas que te vas a ir.”

Toñi fue quien le comunicó a los medios que su hermana tenía cáncer. “El primer impacto cuando dices que tienes un cáncer es que se te pasa la muerte por la cara y dices: Dios mío, es que me voy. Y yo he visto a mi hermana en momentos muy duros”.

Encarna afrontó la enfermedad con entereza y mucha fuerza.

LA SEPARACIÓN

A pesar de que no era su intención inicial, el cáncer fue al final, motivo de separación para Las Azúcar Moreno.

Las hermanas pasaron 6 años sin hablarse. “Se nos lio un poco todo, el cansancio, el miedo. Y todo eso provocó que al pararse todo por el tema por mi cáncer. Un tiempo sin hacer nada, creo que fue eso”.

Sin embargo, a pesar de los tiempos difíciles, tanto las hermanas Salazar, como los hermanos, han mantenido la unidad de la familia que les queda.

Incluso antes de finalizar Lazos de Sangre, quisieron rendir homenaje al fallecido miembro de Los Chunguitos, Enrique Salazar, y cantaron juntos ‘Me quedo contigo’ para recordarlo.

En otro orden de ideas, el pasado mes de junio las Azúcar Moreno dieron su primera presentación en vivo tras haber participado en “Supervivientes 2019”.

Toñi Salazar y Encarna Salazar lograron llenar la plaza donde realizaron su concierto en Getafe, en Madrid, y la actitud de ambas demostró que estaban ansiosas por regresar al mundo de la música. Conoce más detalles aquí.

Artículos relacionados
Twitter.com/20m
Entretenimiento May 21, 2019
Revelan los motivos del abandono de las Azúcar Moreno de 'Supervivientes'
instagram.com/raquelbollo
TV Jun 12, 2019
La dura infancia de Alma Cortés, hija de Raquel Bollo y el fallecido Chiquetete
instagram.com/rtve
TV Jul 18, 2019
Lazos de sangre: Ana Obregón habló sobre su lucha contra la enfermedad de Álex Lequio
twitter.com/FormulaTV
TV Jul 09, 2019
Lola Flores: una vida de excesos, pasión y éxitos