Coto Matamoros: los momentos más duros del hermano de Kiko Matamoros

La familia Matamoros tiene mucha historia que hasta libros han publicado, el último en hacerlo ha sido Coto, el mellizo de Kiko, con su “Libro de reclamaciones” en el que habla de los abusos sufridos en la infancia y de lo traumática que fue su corta estadía en prisión,

Desde hace muchos años Coto lleva una mala relación con Kiko, a quien llama “El de la incubadora”. Al igual que su hermano, el autor cada vez que habla levanta una polvareda por lo picante de sus declaraciones.

Luego de un tiempo alejado de la televisión el colaborador apareció en “Sálvame” y habló sobre su libro y otros detalles de su vida, entre ellos su enemistad con su gemelo.

CONFESIONES

En su libro Coto recordó lo complicada que fue su infancia gracias a los maltratos de su padre y las consecuencias que estas experiencias le dejaron para el resto de su vida.

"Supliqué a Dios que lo matara", confesó Matamorosn con respecto a su progenitor.

Según Coto, la primera paliza a manos de su papá vino por una tontería cuenta: "Derramé un vaso de agua con el codo y me sacudió un guantazo con el revés de su mano que me tiró de la silla. No me lo esperaba y me hizo mucho daño", señaló el hombre de 61 años.

El hermano de Kiko descargó algunas de las tristes anécdotas de su juventud en el texto que deja señala a la vida familiar que llevó de pequeño.

"Me descargó un interminable alud de bofetadas y golpes mientras decía algo de la moto de mi hermano. Mi madre gritaba: '¡Manolo, que lo vas a matar!, ¡Déjalo ya por favor!', él seguía a lo suyo", comentó que esto sucedió en la adolescencia y fue el maltrato físico más fuerte que recibió.

DESENFRENO

Estos episodios traumáticos dejaron una huella imborrable y consecuencias irreversibles en Coto, quien culpa a su padre de  gran parte de los fracasos en su vida.

"Las consecuencias más reseñables de aquel horror fueron la hiperactividad, el fracaso escolar, la agresividad, las conductas de riesgo, el consumo de drogas y mi inadaptabilidad", escribió Matamoros.

Coto también llevó una vida llena de drogas y cárcel. Su primera experiencia con las drogas fue la heroína y en su texto describió cómo lo hizo.

"Disolvió una pizca de heroína en la cucharilla (...) apoyó la cara superior de mi antebrazo en su muslo. Apretó el compresor por encima de mi codo izquierdo. Golpeó mi antebrazo tres veces", compartió Coto.

En la cárcel su fama lo ayudó a sufrir menos de lo que haria cualquiera en una prisión, aunque acepta igualmente que no fue fácil.

"La celda era la mugre misma: una cochambre que tenía una cama roñosa sin colchón. Olía a orines y miedo", recordó.

Sobre su hermano no tiene mucho que decir, se nota el poco cariño entre ambos y no tuvo reparo en decir lo que piensa de él.

"Hizo un bodrio titulado La Caja donde confesó haber tenido una infancia plagada de maltratos por parte de mi padre y que la suya no había sido nada comparada con la mía. En fin, en su línea", opinó Coto.

Lamentablemente, Coto no es el único familiar cercano con el que Kiko no se lleva bien. L terrible relación que ha llevado con su hijo Diego es llamativa, pues en una ocasión lo tildó de “estúpido” y de ”sanguijuela”.

Artículos relacionados
Getty Images/ GlobalImagesUkraine
Celebridades May 15, 2019
Diego Matamoros asegura que Kiko Matamoros le debe 25.000 euros a su hermana Laura
TV Apr 18, 2019
Kiko Matamoros, afectado tras su ruptura con Cristina Pujol
TV Jul 01, 2019
Todo lo que sabemos sobre la relación de Sofía Suescun y Kiko Matamoros
GettyImages
TV Jul 24, 2019
Kiko Matamoros revela que tiene varios tumores y será operado de urgencia