Rosie Rivera y su duro pasado entre drogas y abusos

Rosie Rivera no ha tenido una vida fácil. Desde los 8 años hasta aproximadamente los 16, fue abusada sexualmente por su cuñado, el entonces marido de Jenni Rivera.

José Trinidad Marín era un monstruo. Él no solo se aprovechaba de la inocencia y el miedo de Rosie, sino que también abusaba de su propia hija, Chiquis, a quien procreó junto a Jenni.

Estas experiencias traumáticas hicieron a Rosie querer vivir al extremo, consumiendo drogas, viendo pornografía desde los 11 años y teniendo relaciones sexuales sin protección. ¿Su única intención? Morir.

Rivera ya no era la niña dulce e inocente que sus padres habían criado. Según sus propias palabras, se volvió muy retraída.

“En mi juventud era muy antisocial, gruñona, corajuda y aislada. Y esa no era la niña que conocieron mis padres, y ellos no comprendían cómo una niña que lo tuvo todo pudo llegar a ser esa Rosie en la adolescencia”, explicó Rosie en una oportunidad.

Jenni se preocupó por su hermana y, cuando intentó averiguar qué le sucedía y si alguien le estaba haciendo daño, se enteró de la terrible verdad. Su marido era un depravado.

Cuando se supieron los abusos sexuales por parte de Trinidad Marín a su cuñada y a Chiquis, también trascendió que Jenni era maltratada dentro del matrimonio.

Rosie sentía culpabilidad, pues consideraba que su silencio había perjudicado a su sobrina. Este sentimiento la hizo odiarse a sí misma y a querer parar de existir.

“Me empecé a culpar a mí misma, y esa fue la etapa de odiarme. Por eso las drogas, el alcohol, cortarme, pensé en suicidarme con el alcohol poco a poco, con ser promiscua y qué tal si me da SIDA”, confesó.

En una oportunidad, Rosie estaba tan mal que se acostó en medio de la calle para ser atropellada. No obstante, unas personas la ayudaron a llegar a su casa sana y salva.

Fue de esa manera que recapacitó y se acercó a la iglesia para buscar a Dios y lograr sanar. 

"A los 11 yo ya miraba pornografía y hasta los 25 años, cuando entregué mi vida a Cristo, fue cuando esa cadena se quebró."

Después de que el acusado se mantuvo prófugo durante varios años y fue capturado en 2006, el evento tomó un giro legal. José Trinidad Marín fue sentenciado a pasar 31 años en prisión por sus atroces crímenes.

La hermana de la fallecida Jenni Rivera contó su experiencia en uno de sus libros, con el fin de ayudar a esas mujeres que están atravesando un episodio oscuro y no saben cómo salir de ahí.

Rosie se ha refugiado en su esposo y sus hijos, quienes la han ayudado a superar sus miedos.

ⓘ POSTS.AMOMAMA.ES no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. POSTS.AMOMAMA.ES habla en contra de lo anteriormente mencionado y promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Artículos relacionados
Getty Image
Celebridades Jul 12, 2019
Jenni Rivera: las polémicas vidas de los exesposos de 'La diva de la banda'
instagram.com/rosierivera GettyImages
TV Jul 01, 2019
Rosie y Juan Rivera en guerra con Raúl de Molina por boda de Chiquis: 'Hirieron a nuestra niña'
instagram.com/rosierivera + Youtube/Imagen Entretenimiento
TV Jul 04, 2019
Gustavo Adolfo Infante lidera veto contra Rosie Rivera y promete no volver a entrevistarla
Getty Images
Celebridades Jul 02, 2019
Raúl De Molina toma acciones legales tras pelea con Juan Rivera: 'Llamé al FBI'