Caso Luz Milagros: mamá fue a despedir a su bebé en la morgue y notó que estaba viva

El milagro de la vida se hizo presente para dar el mejor de los regalos a una madre. Ocurrió en Argentina y ha dejado al país entero impresionado. No es para menos. Luz Milagros nació a los seis meses de gestación y sobrevivió, contrario a lo que todos pensaban.

Analía Boutet es la madre que confesó a la prensa que en el hospital Perrando habían hecho todo mal desde el principio. De acuerdo con lo que declaró a Infobae, llegó al centro de salud con seis meses de gestación. Estaban corriendo ambas un riesgo muy grande. Sugirieron la cesárea, pero a pesar de eso, la bebé nació por parto natural cuatro días después del ingreso.

"Me hicieron tacto varias veces, por más que yo les decía que miraran mi historia clínica y no lo hicieron. En uno de los tactos siento que me rompen la bolsa. Le avisé a la doctora y me contestó que estaba equivocada, que me había hecho pis. ¿Cómo iba a estar equivocada? Yo sabía lo que era romper bolsa, si ya tenía cuatro hijos".

Fue difícil el momento en que entró una enfermera a preguntarle a Analía: “¿quieres saber la causa de la muerte?” Quedó en shock y aunque su familia ya lo sabía, nadie había visto a la bebé para ese entonces. Durante el parto, le habían dicho que no tenía latidos. “Deja que lo expulse sola”, dijo el doctor a la enfermera.

“Mientras monitoreaban, me preguntaron cuántos hijos tenía, y les contesté 'cuatro'. La respuesta fue 'Ahhh, bueno', como quien dice 'ya tenés un montón, uno más, uno menos…”, recuerda indignada la madre de cinco, sobre ese 3 de abril de 2012.

Horas más tarde, estaba realmente inquieta y quería despedirse de su bebé, así que solicitó que la llevaran a la morgue. Caminó hasta allá con su hermano, su cuñada y su esposo. Fue allí que encontraría la sorpresa de su vida. Abrieron la nevera donde la niña tenía 10 horas y descubrieron que estaba con vida.

"Sacaron el cajoncito de una cámara de refrigeración y lo pusieron sobre la mesa. Nadie quería ver, me pedían que no la viera para que no me quedara con esa imagen, pero yo quería despedirme".

Luego, Analía siguió con su instinto de madre y deseo de ver a su hija:

"Cuando logró abrirla dio un paso para atrás, todos se alejaron. Luz estaba tapada con una tela vegetal, yo la fui corriendo como en cámara lenta. Primero le vi la manito miniatura y se la agarré. Después vi que tenía el cuerpito morado y se le había formado escarcha. Cuando le destapé la cara, me estaba mirando. Tenía los ojos brillantes y lloró, una especie de llanto de gatito".

Pensó que estaba alucinando por todo lo que había vivido en los últimos días y la devastadora noticia de las horas recientes, dio pasos atrás y nadie más veía lo que ella. Hasta que gritó y su hermano vio a la bebé, la tomó fuerte contra su pecho para darle calor y corrió a emergencias gritando “vas a vivir”.

Los días y meses que transcurrían serían igual de dramáticos. Un mes después del nacimiento, el padre de Luz se fue de casa y dejó a la señora sola con cinco hijos y Luz Milagros muy enferma, habiendo sobrevivido dos paros cardíacos, pero la niña murió el 23 de junio de 2013.

"Luz vino a cambiar mi vida”, dijo Analía quien, junto a su marido, espera la sentencia de una demanda que interpusieron por mala praxis contra el centro de salud.

Hay bebés que llegan al mundo para dar prueba de que los milagros existen. Mejoran la vida de sus familias y cambian e inspiran a quienes tienen la dicha de al menos conocer sus historias.

Una pareja de Texas, en Estados Unidos, agradeció al poder de Dios por salvar a su hijo, pues sobrevivió luego de que los doctores les dijeran que el pequeño “no tenía pulso”. Es la historia de Urías, cuyo nombre, por cierto, significa “luz de Dios”.

Mientras doctores intentaban el proceso de reanimación, su madre comenzaba a orar. Pasaron 20 minutos. Probablemente las dos decenas de minutos más largas de la vida de estas personas, pero se hizo el milagro. Urías volvió a la vida.

"Hemos visto lo milagroso. He visto a personas con cáncer en etapa 4 sanar. He visto los ojos ciegos abiertos. Conozco el poder de Dios", dijo el padre del pequeño, quien es pastor de una iglesia.

Artículos relacionados
Historias Apr 26, 2019
Así es cómo una mamá fuerte dijo a su hija que su papá la abandonó porque tenía síndrome de Down
Twitter.com/diariouno
Salud May 17, 2019
Una mamá dio a luz a dos pares de gemelos en Entre Ríos, Argentina
twitter.com/DailyMirror
Crianza Jul 06, 2019
Mujer que dio a luz a mellizos de distinto color creía que le habían cambiado a su hija
youtube.com/BBC News
Relaciones May 15, 2019
Descubre que su mamá está viva 28 años después de haber sido rescatado de la guerra de Irak