Mamá cuyo bebé fue cambiado al nacer recuerda su lucha y fuerza para recuperarlo

La fortaleza y perseverancia de una madre no tiene límites. Cuando se trata de su hijo, una mujer es capaz de todo y Mercy Casanellas lo ha demostrado al recuperar al bebé que le arrebataron.  

Luego de dar a luz, ella regresó a casa. Con bebé en brazos, pero no sería una bienvenida a casa habitual. Apenas llegó, comenzó a tener muchas dudas rondando su cabeza. Mercy Casanellas y su esposo, misioneros cristianos en El Salvador, querían que su hijo naciera en Estados Unidos.

Por ello, él viajó a Texas para preparar todo para recibir a su primogénito. Sin embargo, en El Salvador, la hora del alumbramiento se adelantaba. A los siete meses, Mercy tuvo que ser sometida a una cesárea de emergencia. Estaba sola. Su esposo aún no había regresado de Estados Unidos.

“Al verlo recuerdo tan fuertemente la impresión, el sentimiento. Yo dije ‘es igualito a mi esposo’. Me lo pasaron y el anestesista a mi lado me dijo que yo estaba demasiado nerviosa, me puso una máscara y me durmió”.

Al día siguiente, ella despertó con ansias y emoción por ver a su pequeño. Escuchaba en los pasillos a los bebés llorando, las cunas que rodaban hacia las habitaciones y su hijo recién nacido, nada que llegaba.

Cuando finalmente se lo entregaron, reconoce que “la primera impresión que tuve es que no se parecía a la imagen del que yo había visto la noche anterior". Entonces, envió fotos a su mejor amiga en Texas, quien dijo que “se veía más morenito de la piel, pero pensé que era por lo recién nacido”, contó en entrevista a Univisión.

Mercy llamó a los médicos y les dijo que ese bebé no era su hijo. Insistió al personal del hospital y le respondían que sí era su hijo. Ella lo tomó en brazos y se fue a casa, pero las dudas seguían. No se lo comentó a nadie porque “no quería que lo vieran con ojos de dudas como yo lo estaba viendo”.

Dudas que la estaban consumiendo, no le dejaban estar tranquila y sentía que le fallaba el bebé. Fue entonces cuando decidió que se harían una prueba de ADN. Pasaron semanas antes de obtener los resultados, las mismas semanas que llevaban instalados en Texas y sus dudas estaban desapareciendo.

Sin embargo, cuando llegó el resultado del examen todo cambiaría. La prueba revelaba que había 0% de maternidad. “En ese momento se destapó como un río. ¿Dónde está mi hijo? ¿Quién lo tiene?”.

Entre gritos expresaba su dolor. Su esposo, quien corrió a ver qué ocurría, al enterarse de la situación entró también en pánico. La pareja no sabía dónde estaba su hijo.

LA BÚSQUEDA

Tres meses después del parto, regresaron a El Salvador a buscarlo y comenzó la prueba más grande. Las personas la acusaban de mentirosa y de inventar los exámenes médicos, pero aún así, el doctor que la atendió fue detenido por las autoridades.

Ante los medios de comunicación, la madre suplicaba ayuda en El Salvador para encontrar a su verdadero hijo. Comenzó entonces una cruzada intensa y de lucha contra señalamientos que hacía la sociedad hacia ella.

Su fortaleza y búsqueda también ayudó a otra familia a reencontrarse con su hijo.  "Me siento mal por la otra familia. No sabemos nada sobre ellos, excepto que se acababan de enterar de que el que creían su bebé no era realmente suyo. Debe haber sido devastador".

“Por lo menos yo sospechaba que algo andaba mal. Ellos parecían no tener ni idea. O si es que sospechaban algo, no quisieron decirlo”, agregó la valiente madre que pudo reunirse en casa con su hijo un año después de darlo a luz.

Juan Carlos y Joseline Bernal son los padres del otro bebé que había sido intercambiado. “El bebé que ellos se llevaron no nació de mi vientre, pero sí de mi corazón”. Para la pareja, el niño de ella fue su primer amor y antes de entregarlo le dijeron: “Dios lo es todo. Dios es amor”.

La situación migratoria del bebé, luego de hallarlo, también fue una gran crisis. No tenía el estatus que le permitiría entrar a Estados Unidos. Por lo tanto Mercy, quien sí es de El Salvador, tuvo que quedarse nueve meses viviendo con el bebé en su país natal mientras su esposo regresaba a Texas en 2016.

La pareja demandó al médico que los atendió y al hospital. Más tarde la retirarían y el abogado explicó que esto puede ser un error humano. Sin embargo, no dudan que exista tráfico de bebés en ese país latinoamericano.

¿ES ESTE MI BEBÉ?

Diversos casos en el mundo entero se han registrado sobre cambios de bebés al nacer. Razón tienen al decir que la realidad supera la ficción. Aunque también puede haber hechos tremendamente curiosos y que los pequeños sí sean sus hijos biológicos.

Algo así le ocurrió a Judith Nwokocha, una mujer de Calgary, Canadá, que creía que le habían cambiado a uno de sus hijos porque tuvo mellizos con distinto color de piel. Aún las personas le preguntan, al ver a los niños, quiénes son sus padres y se sorprenden cuando responde que ella.

Desde el principio, le dijeron que tendría un bebé, pero su instinto le decía que serían dos. Al momento del parto, tuvo un niño afroamericano y una niña albina.

"Quedé estupefacta. Pensé que me habían dado al bebé de alguien más, no creía que fuera mía. Nunca se me ocurrió que fuese a tener un bebé albino. No tenemos ninguno en la familia, ni en la de mi marido. Fue una verdadera impresión para mí, yo estaba pensando, ¿qué hacen, por qué me dieron el bebé de alguien más?", se preguntó.

Artículos relacionados
Apr 25, 2019
Mamá devastada cuyo bebé de 32 semanas nació muerto insta a madres a interrogar a sus médicos
TV Jun 09, 2019
La bebé de Tori Roloff tendría un 50 % de probabilidades de nacer con enanismo
instagram.com/lovebaby.cinar
Historias virales Jun 09, 2019
Así se ve hoy el bebé que se hizo viral por nacer con una marca en forma de corazón
youtube.com/eldoce
Historias virales Jun 15, 2019
Niño perdió su celular con fotos y videos de su mamá fallecida y pide ayuda para recuperarlo