Una modelo compró zapatos de segunda mano y una infección casi le cuesta un pie

Una modelo tiene suerte de estar con vida, luego de contraer un caso de sepsis potencialmente letal que comenzó como una ampolla causada por un par de tacones de segunda mano. 

A Gemma Downey, de 23 años, le dijeron que podría haber perdido la pierna, de no haber actuado prontamente para detener la infección. Ahora, Gemma alza la voz para educar al público sobre los peligros y señales de advertencia de la sepsis.

La modelo estaba caminando a una estación de trenes, camino a una cita de trabajo, cuando sintió los zapatos rozando contra sus talones. Se puso un par de zapatos más cómodos tras notar una ampolla en su talón derecho, y en menos de un día, estaba en el hospital recibiendo tratamiento para inicios de sepsis.

Gemma, oriunda de Billingshurst, West Sussex, dijo que "no podía creer que algo tan insignificante podría causar tanto daño. Tengo mucha suerte de que mi condición haya sido detectada a tiempo".

"Estoy pensando que si me ha pasado a mí, quisiera advertir a otras mujeres al respecto, quiero que sepan que si les sale una ampolla en el pie y se sienten mal, que confíen en sus instintos y vayan a revisión."

Dijo que ha tenido muchas ampollas en el pasado ,especialmente con zapatos nuevos, y no le pareció raro cuando se percató de la ampolla formada por las tiras de los tacones frotando contra la parte posterior de sus pies.

Gemma compró los tacones de plataforma estilo alpargata en una tienda de segunda mano el año pasado, pero sólo los había usado un puñado de veces. Dijo que notó una "pequeña ampolla" formándose en el dorso de su pie, y pensó que una tirita resolvería el problema. Pero entonces "todo fue cuesta abajo" al notar que tenía un color extraño.

"Comencé a notar que no podía caminar bien y estaba cojeando y me dolía mucho más de lo normal. Mi pie se había inflamado y estaba circulando alrededor del tobillo, y el dolor era absolutamente terrible."

"Simplemente caí en el piso de agonía, y dolía muchísimo, estaba más y más inflamado", contó Gemma. Entonces, la modelo decidió ir al médico a que le revisaran la herida. El personal médico le recetó antibióticos, pero seguía sintiéndose cada vez peor y fue a Emergencias del Hospital Worthing, donde los doctores no pudieron hallar la causa.

Al despertar al otro día, Gemma vomitó, y volvió a ir al médico. Le dijeron que mostraba síntomas de inicios de sepsis, y debía ser hospitalizada de inmediato. Pasó dos días en el Hospital Worthing, recibiendo tratamiento de sepsis y celulitis, una infección bacteriana en la piel.

Recordando la experiencia, Gemma dijo que "tenía dolores en todo el cuerpo, me dolía el pecho y no podía respirar bien. Sabía que algo andaba terriblemente mal. Fui a mi cita médica y me dijo que tenía el pulso muy acelerado, la presión sanguínea muy baja y temperatura alta".

Para ese punto, la ampolla había crecido y comenzado a cambiar de color, poniéndose azul. Los doctores le dijeron que fue muy afortunada por haber ido a revisarse la ampolla, pues pudo haber sido muchísimo más grave. Es probable que ahora Gemma tenga problemas en su trabajo como modelo, pues sólo podrá usar sandalias por los próximos tres meses, mientras su piel sigue sanando.

Pero no todos los artículos de segunda mano implican los mismos riesgos. De hecho, de vez en cuando, se puede conseguir un verdadero tesoro. Como la mujer que compró el vestido de la Princesa Diana por 200 euros, y terminó vendiéndolo en 100.000 euros en subasta.

Artículos relacionados
Historias May 11, 2019
Le amputan las piernas y una mano porque los médicos confundieron una infección con asma
Salud May 11, 2019
Joven creyó que tenía una ampolla en el pie y resultó ser un cáncer peligroso
pixabay.com
Mascotas Jun 23, 2019
Familia de San Diego compró un cachorro a un vendedor privado y murió 4 horas después
twitter.com/SunSentinel
Personas Jul 12, 2019
Familia de bebé que cayó de un crucero niega que a su abuelo se le haya escapado de las manos