Guillermo Capetillo, torero y galán de 'Rosa Salvaje', y su camino entre la fama y las drogas

¿Qué hay de la vida de Guillermo Capetillo, el actor de "Rosa Salvaje"?

Nacido el 30 de abril de 1958, Capetillo provino de una familia de artistas y toreros. Tanto su papá, Manuel Capetillo, como sus hermanos, Manuel Capetillo Jr. y Eduardo Capetillo, se dedicaron a la actuación y, en el caso de Manuel y Manuel Jr., a la tauromaquia.

Desde 1979, Guillermo comenzó a aparecer en nuestras pantallas de la mano de diversos actores como Rogelio Guerra, Verónica Castro, Lucía Méndez, Laura Zapata, Edith González y muchos más.

Capetillo, de 61 años, saltó a la fama con su aparición en “Los ricos también lloran” (1980), en donde interpretó al hijo de Verónica Castro. Pero la fama cambió su vida de una manera que jamás se imaginó.

En entrevista con Crónica en 2005, Capetillo admitió que los comienzos fueron difíciles por cómo el éxito rápidamente lo arropó. Desconocía como manejar su nueva vida y no había nadie que pudiera ayudarlo.

El hecho de que perdió parte de su privacidad y su libertad por el acoso constante que sufría, lo afectó profundamente.

Narrando cómo fue el momento en que se empezó a dar cuenta que las personas lo reconocían en la calle, él comentó:

“Fue al segundo capítulo al aire de la telenovela “Los ricos también lloran”. Salía a la calle y todo el mundo me miraba mientras yo volteaba hacia atrás, preguntándome a quién veían y no llegaba a entender que era a mí. La fama me llegó en un instante inmediato y en una forma tremendamente fuerte y me creó un conflicto muy grande.”

Las actitudes de algunos fanáticos lo asustaron e incluso lo llevaron a no querer salir de casa. Pero entonces, Capetillo empezó a sentirse invencible cuando la fama se le subió a la cabeza.

“Me sentía Super Man y el hombre al que no le pasa nada y que podía hacerlo todo. Me hacía falta alguien que me ubicara, pero era difícil porque mi familia también se dedicaba a lo mismo.”

Fue en ese momento que empezó a probar el alcohol y las drogas solo “para sentirse bien”. No obstante, por suerte no se enganchó y salió de ese mundo antes de que se volviera una adicción.

“De haber seguido en eso ya estaría muerto”, admitió Capetillo. “Nadie te enseña a ser famoso ni mucho menos te dicen si lo vas a ser o no.”

Afortunadamente, se dio cuenta de que las drogas como la cocaína y la mariguana no lo llevarían a ningún lado.

“Sabía que existían más cosas, pero no me llamaban la atención, porque mientras una me mareaba, la otra me alteraba los nervios; no tenía sentido. Me gustaba ir a las fiestas con mis amigos y ser feliz, pero al probarlas se me quitaba lo contento y mejor no lo hacía.”

Capetillo resaltó que la tauromaquia también le ayudó, pues “uno como torero debe de llevar una vida recta, si no, sale el toro sale y te pone en tu sitio”.

La última telenovela en la que Capetillo participó fue “Lo imperdonable”, en 2015, mientras que su última cinta fue “Matador”, estrenada en 2005.

Guillermo Capetillo se dedicó a la música brevemente, y más a la tauromaquia, siendo torero por largos años. Actualmente, parece que se abrió paso al negocio de bienes raíces.

Artículos relacionados
twitter.com/holamexico
Relaciones May 21, 2019
Eduardo Capetillo y Biby Gaytán revelan detalles de sus bodas de plata
instagram.com/bibygaytan
Celebridades Jun 27, 2019
Eduardo Capetillo y Biby Gaytán: los celos e infidelidades en sus 25 años de casados
facebook.com/valordetoreros
Historias Jul 09, 2019
Manolete: el legendario torero cuya vida terminó a los 30 años
twitter.com/UnNuevoDia
Relaciones Jun 27, 2019
La vez que Eduardo Capetillo y Biby Gaytán causaron un escándalo público por infidelidad