Mujer en lecho de muerte pide ver a su perrita, y marido no dudó en meterla de "contrabando"

Después de que leas esta historia, querrás tener a alguien que te consienta tanto como lo hizo este hombre con su esposa, ¡es realmente conmovedor!

Hoy te traemos una historia de lo que le ocurrió a una mujer que estaba al borde de la muerte. Su pareja hizo algo increíble que le dio mucha alegría, era su último deseo.

“Mi esposa estaba en el centro de salud donde le habían efectuado múltiples operaciones muy dolorosas. Por desgracia, estas no daban resultado, con lo que su situación empeoraba poco a poco. Cada minuto que pasaba, el pronóstico se hacía peor”.

“Si bien era capaz de charlar, no podía comer ni tomar nada. Para poder subsistir, debía ser alimentada a través de la sueroterapia y calmantes realmente fuertes. En uno de esos instantes en los que pudo charlar bien, me hizo una última solicitud”, contó el hombre.

“Ella me solicitó que le llevase a su habitación a su mascota, para verla por última vez. Si bien sabía que sería algo prácticamente imposible, admití sin vacilar la solicitud de mí esposa”.

Imagen tomada de: Pexels

Imagen tomada de: Pexels

"Nuestra mascota es un pastor australiano de 22 kg llamada Hermosa. Siendo un perro pequeño, la pude meter a la perfección en una maleta de tamaño regular".

“Entonces charlé con ella tal y como si pudiese comprenderme. Le expliqué que iríamos a ver a su madre, mas no podía hacer ruido a fin de que no la descubrieran. La metí en la maleta y la dejé un tanto abierta a fin de que pudiese respirar”.

“Entonces, la puse en el vehículo y nos dirigimos al centro de salud. Cuando al fin llegamos, le recordé que debía mantenerse en silencio y la saqué del vehículo. Le expliqué que abriría la maleta por unos momentos a fin de que viese a su mamá”.

La perrita parecía que entendía el mensaje de su amo, pues no hizo ningún ruido durante el trayecto, era como si supiera que no se permitían mascotas en el hospital.

Imagen tomada de:  Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

"Cuando pasé frente a la estación de las enfermeras, una me preguntó por el contenido de la maleta. Entonces le respondí que llevaba algunas cosas para que mi esposa se sintiera más cómoda. A esto, las enfermeras dijeron que no había problemas y me dejaron pasar”.

“Cuando por fin llegamos a su habitación, mi esposa ya estaba durmiendo. Entonces, abrí un poco la maleta y, al verla, Hermosa pegó un salto y se subió a la cama. Luego, con mucho cuidado, se acurrucó en el pecho de su madre”.

“La verdad es que no entiendo cómo hizo para no tocar ninguno de los cables ni aparatos. Entonces, se acomodó de tal forma que pudiera ver directamente a los ojos a mi esposa. Uno 20 minutos más tarde, mi esposa se levantó gimiendo de dolor”.

"Tan pronto despertó, Hermosa comenzó a lamerle la cara y lloriqueaba en un tono muy bajito. Era como si supiera que, si ladraba, la sacarían del hospital. Mi esposa estuvo abrazándola por alrededor de 1 hora con una gran sonrisa en la cara”.

Imagen tomada de:  Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

“En ese momento, una de las enfermeras se acercó a nuestra habitación y nos encontró con las manos en la masa. Ella vio a la perra sobre mi esposa, pero le pareció algo tan conmovedor que no dijo nada”.

Cuando la mujer se quedó dormida, él metió a la perrita de vuelta a la maleta y se la llevó de regreso a casa. Desafortunadamente, su esposa murió pocos días después.

“Ahora toda vez que tomo una maleta, Hermosa cree que vamos a verla al hospital”, dice el hombre con pesar.

Esta historia demuestra el amor profundo y fiel que las mascotas pueden llegar a sentir y la conexión que pueden formar con sus dueños es realmente hermosa.

Artículos relacionados
Dec 14, 2018
6 personas que volvieron de la muerte revelan qué nos depara el 'más allá'
Dec 21, 2018
Marido deja a su esposa por su secretaria tras 37 años de matrimonio
Popular Feb 24, 2019
Una noche de excesos: las declaraciones de los testigos de la muerte de Natacha Jaitt
Entretenimiento Feb 26, 2019
Buscó a su perra perdida durante 8 años, pero una amable mujer la estaba cuidando