Adolescente es avergonzada por su peso por cliente en pastelería. Pero obtiene la venganza perfecta

El 31 de marzo de 2018, Vega Blossom, chica de 19 años, fue a su panadería favorita, Designer Desserts, para comprar seis cupcakes durante su venta de Pascua. Mientras estaba haciendo la fila, la mujer frente a ella estaba esperando por un pastel.

Blossom notó rápidamente que una mujer mayor y su amiga detrás de ella hacían comentarios groseros sobre cuánto tiempo llevaba la mujer al frente de la fila.

Finalmente, la mujer al frente del mostrador obtuvo su pastel, y Blossom se acercó al mostrador para hacer su pedido, según informó el sitio web Thougtful Women.

Pero fue entonces cuando escuchó a las mujeres detrás de ella hacer un comentario increíblemente grosero, y esta vez, se trataba de Blossom.

"Esperemos que esta pe** obesa no compre todos los cupcakes", exclamó la mujer con desdén.

Blossom estaba visiblemente herida por el comentario cuando comenzó a hacer su pedido.

"Cuando escuché las cosas desagradables que dijeron esas mujeres, honestamente quería llorar", dijo. "Realmente hirieron mis sentimientos".

Blossom se sorprendió por lo poco avergonzadas que estaban las mujeres de decir esas cosas ofensivas a los cuatro vientos.

"¿Cómo podían estas mujeres ‘maduras’ ser tan malvadas con alguien a quien no conocían o con quien ni siquiera había hablado?”, reflexionó.

"Al medida que creía siendo una chica rellenita, siempre recibía comentarios sarcásticos sobre mi peso de personas que, por alguna razón, creen que es asunto de ellos”.

"Cosas como esta por lo general no me molestan, pero el hecho de que no conocía a estas mujeres, y lo dijeron tan groseramente y en voz alta que obviamente pude escucharlo, fue diferente a esas otras veces".

Pero luego ella decidió cómo iba a responder. Se acercó a la cajera y ordenó todos los cupcakes que tenía la panadería.

Las mujeres continuaron burlándose de Blossom mientras pagaba 54 dólares por las 20 piezas.

El personal de panadería también escuchó las cosas inaceptables que las mujeres decían sobre el peso de Blossom, y se aseguró de darle galletas y chocolates extra de forma gratuita.

Al salir, Blossom también se aseguró de preguntar a esas mujeres si podían ayudarla a abrir la puerta.

"Miré a la pareja directamente a los ojos y le pregunté: '¿Podrían por favor abrirme la puerta? Tengo las manos un poco llenas", explicó.

"A regañadientes, una de ellas mantuvo la puerta abierta antes de seguirme afuera. Creo que si no tienes nada bueno que decir, no digas nada en absoluto”.

Blossom compartió sus cupcakes con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo. Más tarde esa noche, ella acudió a Facebook para compartir su experiencia, y se volvió viral, acumulando casi 80,000 me gusta y 25,000 compartidas.

Cuando se comenzó a correr la voz sobre el incidente de Blossom en Designer Desserts, la panadería se enteró de la situación y decidió tomar medidas.

En los días siguientes, la panadería sorprendió a Blossom con cupcakes entregados a su trabajo, como muestra de apoyo.

La empresa también publicó en su página de Facebook un comunicado afirmando que ellos no tolerarían intimidación de ningún tipo, en sus negocios.

La historia de Blossom es un fuerte recordatorio de que las palabras pueden ser realmente dañinas. Afortunadamente, hay gente amable en el mundo que todavía está dispuesta a alegrar el día de alguien y mostrar respeto que cada quien merece.

Artículos relacionados
Jan 16, 2019
Gimnasta de UCLA asombra a jueces con impecable rutina en el suelo y obtiene su 10 perfecto
Historias Mar 29, 2019
Inspiradoras historias de personas que salvaron la vida de otros
Dec 14, 2018
Cajera queda llorando tras grosera madre usarla como ejemplo del fracaso
Relaciones Mar 11, 2019
"Me odiaba a mí misma y agradecía que estuviera conmigo": confesión de mujer tras vivir con violador