Madre busca a su pequeña hija en la casa, pero la halla ahogada en la piscina

Esta mujer pasó por una tragedia y ahora no quiere que nadie más tenga que vivir lo que ella experimentó.

Tori Welch quiere crear conciencia sobre los peligros de las piscinas. Ahora que se acerca el verano, es más común que las personas disfruten de un día en el agua, pero una tragedia puede ocurrir inesperadamente, tal como le pasó a ella. Así lo reseñó AZFamily.

Sin embargo, con estas lecciones, las tragedias pueden ocurrir, sobre todo porque a los niños pequeños les encanta divertirse a toda costa y ellos no entienden sobre el peligro.

Por desgracia Tori Welch, se enfrentó a este escenario en el Día de la Madre del año 2017. Estaba en una fiesta familiar, cuando Welch le dio la espalda por un segundo. De repente, a su pequeña hija de 4 años, Shaelynn, no la encontraban por ningún lado.

"Tuvimos varios niños en la piscina ese día, miembros de la familia. Los adultos estaban en la piscina, tenían chalecos salvavidas, mis hijos siempre tienen su chaleco salvavidas", dijo Welch.

"Entonces eran muy buenos chalecos salvavidas, y bajé la guardia. Pero a ella le quitaron el suyo, y no me di cuenta, y ella volvió a deslizarse en la piscina cuando yo no estaba mirando".

Cuando Welch no encontraba a la niña, buscó en la casa, el baño y finalmente la piscina. Para su consternación, descubrió que su pequeña niña se había ahogado en su ausencia.

Solo ha pasado un año y Welch sigue lamentando la pérdida de su hija, a quien había adoptado, informó Liftable.

Sin embargo, en lugar de enojarse y lamentarse, Tori Welch ha decidido asegurarse de que ninguna otra madre tenga que vivir de la misma manera.

Así que Welch decidió ser voluntaria de "Lifeguard Your Child", un programa que educa a los padres sobre la seguridad de los grupos para niños.

"Ha sido tan horrible, que quiero que algo salga de esto. No quiero que otra mamá tenga que enterrar a un niño así", dijo Welch.

"Su ahogamiento podría haberse evitado, debería haberse prevenido y, si se puede educar a más padres para que cuiden a sus hijos como lo haría un salvavidas, entonces podremos evitar más ahogamientos", dijo.

Welch ha afirmado que, si bien las clases de natación y los chalecos salvavidas son excelentes recursos, no hay nada mejor para prevenir que sentarse junto a sus hijos cerca de la piscina. Mantener la vigilancia es la mejor manera de mantener a sus hijos seguros.

Ella también afirma que los niños no son los únicos que enfrentan el riesgo de ahogarse.

"Justo el otro día escuché la historia de un nadador profesional, un adolescente, nadando competitivamente, ahogado en el fondo de su piscina mientras practicaban. Incluso los nadadores pueden ahogarse. Tienes que verlos a todos, y si hay un adulto a tu lado en el agua, debes estar pendiente", contó.