Bebé de dos meses murió sofocado después de que su padre se durmió con él en su pecho

Lucas John Martino, de dos meses de edad, murió después de dormirse en el pecho de su padre, Carmine, de 20 años. Esto ocurrió en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Es por ello que, estos padres, aún con el corazón destrozado, han decidido compartir su historia para advertir a los demás sobre el peligro de dormir con los bebés encima.

El bebé se ahogó después de que su padre se durmiera con él en el pecho. Ahora, sus padres han compartido su angustia en un intento por advertir a los demás sobre los peligros de dormir con infantes.

La tragedia ocurrió el 26 de noviembre de 2017, cuando Carmine, agotado por toda la faena de ser padre primerizo, se recostó sobre el sofá y colocó a su pequeño bebe de dos meses sobre él.

Pero, al poco rato se quedó dormido y, sin darse cuenta, Lucas John cayó entre el brazo de su padre y el sofá.

La madre de Lucas, también de 20 años, Haley Gavrilis, se despertó y vio a su pareja durmiendo en el sofá, así que pensó que el bebé estaba en su canasta, pero cuando lo buscó sin éxito, entró en pánico y despertó a Carmine.

Ya era 27 de noviembre cuando estos padres encontraron el cuerpo sin vida de su bebé en el sofá. Pese a muchos intentos por reanimarlo, los paramédicos confirmaron su muerte.

Un mes después de la terrible tragedia para esta pareja, decidieron separarse, estaban consternados y obsesionados por lo sucedido y sufrieron estrés postraumático.

Carmine reconoció que había mucha culpa. “Yo me culpé a mí mismo. Mi trabajo era proteger a mi familia, a mi hijo y a mi novia y les fallé. Estaba extremadamente enojado conmigo mismo”, dijo.

Por ahora, Carmine trabaja por superar el momento, pero afirma que es difícil vivir con esa nueva realidad, el momento en el que trató de revivir a su bebé está latente en él cada día.

"Hago todo lo posible para superar mi dolor. No busco olvidar lo que sucedió. Es aprender a vivir con eso, eso es algo que debo enseñarme a mí mismo", comentó.

Por su parte, Haley, quien es estudiante universitaria, dijo que también le diagnosticaron trastorno de estrés postraumático y ansiedad, y aún tiene ataques de pánico.

Contó que le habían suministrado medicamentos, pero la dopaban tanto que no sentía ningún dolor y esa tampoco era la manera de avanzar, necesitaba sacar todo el dolor necesario y drenar.

“Pienso mucho en Lucas y lloro unas diez veces al día. Tengo depresión y ansiedad, pero siento la muerte de mi hijo y sé que tengo que enfrentarlo", expresó

Asimismo, comentó que tiene problemas para dormir y revive a cada instante aquel episodio doloroso.

"Mis amigos y familiares me dicen que no es mi culpa, pero sigo pensando que si no hubiera dormido tanto tiempo, él estaría vivo”, dijo.

Por otra parte, comentó que anteriormente ella no era una mujer religiosa, incluso maldijo a Dios al perder a su hijo. Pero ahora lo visualiza en el cielo y le ha devuelto la Fe.

Aquel 26 de noviembre, la pareja había pasado el día adornando la casa con motivo de la primera temporada navideña con Lucas. Luego Haley tomó una siesta y Carmine se echó en el sofá a ver un partido de fútbol.

Es por ello que la pareja no quiere que ningún otro padre atraviese por lo que ellos están pasando. Reconoce el peligro de quedarse dormido con un recién nacido.

Haley dijo: "me quedé dormida a las 7:00 p.m. y cuando me desperté era medianoche. No pensaba dormir tanto, pero estaba exhausta”.

Narra que cuando despertó a Carmine y le preguntó por el bebé, él estaba un poco confundido. Luego levanto el brazo y se podía ver al pequeño en el sillón.

"El cuerpo de Lucas no tenía vida. Carmine comenzó a hacer RCP y llamé al 911 para que la señora nos dijera cómo hacerlo. Gritaba y les gritaba que tomaran la ambulancia que llegó 12 minutos después".

Carmine, que por lo general trabajaba 13 horas diarias como contratista de construcción, se había tomado el día libre para pasarlo con su hijo y novia.

"Decoramos el árbol de Navidad y yo iba y venía poniendo luces en el exterior de la casa. Era un día familiar perfecto. Tuvimos un día largo y estábamos cansados, así que íbamos a pasar la noche relajados. Haley estaba durmiendo la siesta y Lucas y yo estábamos viendo a los Jets jugando al fútbol", contó.

Al ver a Lucas, Carmine sospechó que no estaba bien, le buscó el pulso y trató de escucharle los latidos del corazón, pero no había ninguna señal.

"Comencé la RCP y lo hice durante 12 minutos hasta que llegó la ambulancia. El padre de Haley, que vive cerca, vino y se hizo cargo de la RCP, pero no pude parar. Seguí haciéndolo. "Fue el momento más horrendo de mi vida", expresó Carmine.

Los paramédicos trataron desesperadamente de salvar la vida de Lucas y continuaron realizando RCP en la ambulancia en el camino durante 45 minutos, pero ya era demasiado tarde.

Lucas fue llevado a un hospital y la autopsia confirmó la causa de la muerte como asfixia posicional. Al quedar atrapado entre el brazo y la silla, el bebé se sofocó.

Desde que su hijo murió, Haley cree que le han enviado señales de que Lucas la está cuidando, por lo general en la forma de una mariposa amarilla.

"Seguí viendo esta mariposa amarilla. Estaba allí en el servicio conmemorativo en diciembre cuando no debería haber habido mariposas alrededor.

"Le dije a mi madre: 'No siento a Lucas. No sé dónde está' y mi madre me dijo que conseguiría una señal. Después de esa conversación, salí, yo estaba llorando y había una mariposa amarilla que no me dejaba en paz".

En homenaje a su hijo, la pareja describió a Lucas como un bebé feliz que casi nunca lloraba.

"Era el mejor bebé. Era tan bueno y tan fácil de cuidar. Sigo pensando que tal vez Dios lo hizo un bebé fácil porque no tuve tanto tiempo con él. "Tuvimos una gran fiesta de bienvenida al bebé y teníamos ropa para él hasta los dos años. Estábamos tan preparados para él", afirmó.

Por su parte, Carmine recordó el día en que llevaron a Lucas a casa y lo describió como el mejor día de su vida. “Preparar el automóvil para él y preparar su habitación, fue de lejos mi mayor recuerdo".

Haley compartió la trágica historia en las redes sociales y dijo que recibió cientos de mensajes de padres que decían que dormían con sus bebés todo el tiempo, pero que ya no lo harían más.

Haley dijo: "los dos estábamos al tanto de los peligros potenciales de quedarnos dormidos con el bebé. Recuerdo estar muy consciente de ello y hablar de eso en el hospital.

"Hay tanta gente por ahí que no están educados sobre esto. Esa es la parte de miedo. Si nos sucediera a nosotros, podría pasarles a tantos otros bebés. También hay padres como nosotros que están tan cansados. Si te sientes cansado, simplemente coloca al bebé en un lugar seguro”, explicó.

Por eso Haley espera que al compartir su historia puedan salvar la vida de otro niño y que lo que le sucedió a Lucas deje una enseñanza.

Por su parte, Carmine dijo que es vital saber aplica el RCP infantil para cualquier persona que tenga a cargo un niño.

“Tuvimos mucho cuidado de no acostarnos con él. Este fue un pequeño error y es por eso que es tan importante crear conciencia. Estuve trabajando todos los días de 7 a.m. a 8 p.m. Éramos padres nuevos, no me di cuenta de que estaba tan cansado como lo estaba”, narró.

Aseguró que no quiere que ninguna otra persona sienta lo que le ha tocado vivir a él.

"Cuando estás en este lugar, sientes que nunca lo superarás. Cada vez que veo a un padre y un bebé me mata. Me perseguirá para siempre", concluyó.

Artículos relacionados
Feb 06, 2019
Padres devastados escondieron de su hijo que tenía solo meses de vida, pero él siempre lo supo
Historias virales Feb 25, 2019
Papá de bebé que murió de rara enfermedad cerebral halla nueva esperanza de vida en su segundo hijo
Jan 16, 2019
Joven de 18 años se arrepiente de defender a su padre que abusó de ella y la embarazó 2 veces
Jan 08, 2019
Niñera devuelve bebé muerto de 2 meses a sus padres, diciéndole a mamá que está dormido