5 tips efectivos para evitar que el eczema vuelva a tu vida

Esta condición causa ardor y dolor terrible para quienes la padecen, y es una realidad cotidiana para 1 de cada 12 adultos en el Reino Unido.

Hay quienes la sufren toda la vida. 1 de cada 5 niños desarrollan eczema, normalmente antes de su primer cumpleaños. Para otros, ocurre más adelante en la vida. Pero siempre es difícil controlar los episodios.

Según reporta el Daily Mail, el eczema evita que la piel produzca aceites esenciales que mantienen su barrera protectora natural. Al perder humedad las células se encogen, como fruta deshidrata, dejando grietas en la piel por donde pueden entrar bacterias, mugre, virus y hongos.

Hay múltiples cosas que disparan los episodios, y por eso, hay muchos tratamientos. El eczema incluye tres condiciones cutáneas: dermatitis atópica (la más común, crónica y hereditaria), dermatitis de contacto (reacción a ciertos materiales) y eczema dishidrótica (específica a manos y pies).

Las tres presentan zonas de piel irritada, adolorida, roja y que pica, pero tienen diferentes elementos que causan los episodios. Los consejos sobre cómo manejar los episodios han variado radicalmente a través de los años. Algunos doctores recomiendan crema de esteroides como la única opción viable.

Otros recomiendan alterar tu dieta. Otra opción para el tratamiento de los episodios son los emolientes, como Diprobase. También ayudan a prevenir los episodios. El Dr. George Moncreiff, representante del consejo de dermatología de Inglaterra, tiene algunos consejos para prevenir los episodios.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

1. Sea el estrés o productos de limpieza, conoce tus debilidades

El eczema atópica es hereditario y suele presentarse con condiciones como asma o fiebre del heno. Pero hay otros detonantes que pueden ser controlados o manejados. Es diferente para cada quién, pero estos son algunos de los más comunes:

Infecciones: El eczema es un ciclo vicioso una vez que la piel se rompe y es vulnerable a bacterias. Cuando una persona con eczema se rasca la piel, esto solo empeora las lesiones.

Alergias: Mucha gente cree que las alergias alimenticias detonan su eczema, pero eso no es muy común. Los detonantes suelen ser cosas que tocas con la piel.

Piel irritada: Mucho de lo que la gente usa en la piel no es natural, y la piel no ha evolucionado formas de protegerse de ellos. El uso regular de detergentes puede dañar las barreras naturales de la piel de forma desastrosa.

Estrés emocional: Hay una definitiva conexión entre el estrés y los episodios de eczema. Pueden ser un círculo vicioso, ya que un episodio puede ser muy estresante.

2. No te saltes los chequeos médicos

Conversar con frecuencia con tus farmaceutas y tu médico general permitirá a quienes te apoyan entender mejor tus síntomas y manejar las opciones de tratamiento. Así manejarás tu condición más efectivamente.

Imagen tomada de: Wikimedia Commons

Imagen tomada de: Wikimedia Commons

También debes conocer tu propia piel y qué funciona para tí. Hay muchas opciones de tratamiento. Consulta a tu médico. Recuerda que es una condición médica seria, y debes usar productos que sean saludables para tu piel.

3. Infórmate sobre los productos que existen

Las cremas emolientes se aplican directamente en la piel para reducir la pérdida de agua y cubrirla de una película protectora. Idealmente, busca emolientes libres de lauril sulfato de sodio, parabenos y fragancias que puedan irritar tu piel.

Durante un epsiodio, aplica tratamiento rápida y vigorosamente, con una crema tópica de esteroides, y sigue usándola a través de los episodios y hasta que la piel sane del todo.

La loción puede arder en la piel quebrada, pero la curará. Un niño debe aplicarse unos 250g de emolientes por semana, y un adulto, 500, según las guías NICE del Reino Unido.

4. Prevenir es tan mportante como tratar

Si bien el tratamiento de los síntomas es crucial, las medidas para reducirlos son igual de importantes. Usa emolientes todo el tiempo, incluso si no tienes síntomas. Mantén la barrera protectora si quieres garantizar que la barrera natural de tu piel no se romperá.

Usa emolientes cuando tu piel ya esté hidratada, para que la película protectora selle la humedad en el interior de tu piel.

Imagen tomada de: MaxPixel

Imagen tomada de: MaxPixel

Busca una crema emoliente que te agrade y con la que te sientas cómodo, y úsala a diario. Incluso después de un episodio, tu piel es muy sensible, así que debes mantenerla protegida e hidratada.

5. No ignores las señales

Es importante no ignorar el eczema, porque la piel que arde, enrojecida y quebrada puede indicar que la barrera protectora natural está dañada. De todas las condiciones que causan comezón en la piel, el eczema es una de las que más comezón causan.

Los episodios son increíblemente incómodos, impiden el sueño y la concentración, lo cual puede dificultar asistir al trabajo o la escuela. Un episodio inicia un círculo vicioso en la piel. Al romperse la barrera, entran las bacterias, irritantes y alergénicos que causan infecciones e inflamación.

Exponerse a este tipo de proteínas a través de la piel incluso puede llevar a que alguien que padece de eczema desarrolle alergias.

Artículos relacionados
Salud May 30, 2019
6 recomendaciones para evitar la aparición y expansión de las várices
Salud Apr 12, 2019
5 tóxicos de los cosméticos que pueden estar dañando tu piel
Belleza Apr 03, 2019
5 alimentos que estarían destruyendo el colágeno de tu rostro y haciendo más visibles las arrugas
Jan 18, 2019
Tierna bebita debe tomar múltiples baños de 2 horas cada día para evitar que se resquebraje su piel